El Athletic, a la intemperie

La baja de Llorente le deja sin referencias en ataque y obliga a Caparrós a improvisar un plan B

El Athletic de Caparrós tiene dos familias unipersonales. Una es la de Llorente, sin sustituto natural ni que se le parezca, y otra la de Iraola, sin sustituto natural ni sobrenatural. Cosas que pasan, que en una plantilla de 25 miembros haya puestos futbolísticos vitalicios. Cierto es que Llorente no puede tener sustituto, pero extraña más que Iraola, por su posición, tampoco lo tenga. A cambio hay multitud de laterales izquierdos y sobrante de medios puntas a los que hay que acomodar por el centro o por los costados.

El Athletic juega hoy sin Llorente en el Camp Nou (20 horas) en el partido de ida de octavos de final de la Copa del Rey. Probablemente, el ánimo del equipo y del entorno sería el mismo con Llorente o sin Llorente. La diferencia es tan abismal que sobrevivir parece el principal argumento, bien sea para salvar la honra, la dignidad, la taquilla o, si llegara el caso, la eliminatoria, por ese orden.

El ánimo del Athletic y su entorno sería lo mismo con Llorente o sin Llorente
La única duda es si Caparrós tiene un plan B para jugar sin el delantero riojano

La lesión en la cadera izquierda de Llorente, confirmada ayer tras una resonancia magnética efectuada en Bilbao, va más lejos que el Camp Nou, no tanto por su duración, sino por la alarma que crea en el Athletic jugar sin su jugador franquicia, sin su goleador. Más aún ante el equipo más goleador de la Liga española, el Barcelona, que va ganando de cinco en cinco goles en el marcador desde que enganchó al Real Madrid, e incluso le hizo tres más al Almería a domicilio.

La incógnita es saber si el técnico rojiblanco apostará por un plan B de juego (utilizar a los pequeños como delanteros) o se limitará a sustituir a Llorente por Toquero para que evite la salida del Barça. En Valencia, ante el Levante, optó por Toquero, un futbolista que está más acostumbrado al trabajo solidario que protagonista. Él se ha convertido en el mejor ayudante de Llorente, pero el protagonismo de la delantera le queda un tanto ancho para su carcasa. No son los goles su mejor argumento, siendo más un centrador que un rematador. El resto no cuenta demasiado para Caparrós. Ion Vélez ni siquiera ha sido convocado por el técnico andaluz, a pesar de trasladar a 20 futbolistas, incluido el portero Aitor, al que quiere entrenar en los viajes profesionales, que vaya conociendo hoteles y esas cosas.

De Marcos tampoco es el goleador con el que sueña Caparrós, al que incluso ha tanteado como lateral derecho cuando Iraola ha renqueado de alguna lesión. Igor Martínez es una apuesta a muy largo plazo. Lo cierto es que hoy por hoy el Athletic no tiene un futbolista que le permita mantener el esquema directo y vertical de Caparrós. Hay futbolistas morfológicamente parecidos, pero con rendimientos absolutamente diferentes.

Es la pena del Athletic que no tiene manera distinta de jugar sin Llorente. De hecho, el futbolista parecido es Javi Martínez, un centrocampista de largo recorrido que aporta la capacidad de llegada, como demostró ante el Levante con un remate de cabeza que bien hubiera podido firmar el goleador riojano.

Caparrós deberá improvisar, previsiblemente en un solo partido ante el Barça, donde se impone la resistencia más que la consistencia. Se supone que estará disponible en el próximo partido de Liga ante el Deportivo, donde realmente el Athletic ha depositado su fe tras el sorteo de Copa, su competición soñada, pero con el Barça otra vez en el camino.

Llorente disputa el balón con el osasunista Puñal en San Mamés.
Llorente disputa el balón con el osasunista Puñal en San Mamés.EFE

"Nada está perdido"

El técnico del Athletic, Joaquín Caparrós, afirmó ayer en la previa de la ida de los octavos de final de la Copa frente al Barcelona, que los rojiblancos no van a dar "nada por perdido de antemano " y que saltarán al césped el Camp Nou convencidos de poder ganar".

Caparrós admitió la dificultad de una eliminatoria en la que se van a enfrentar a un Barcelona que, a su juicio, "está en mejor momento, incluso, que la temporada en la que lo ganó todo", subrayó. Pero, es consciente de que para el Athletic, el torneo del KO "tiene un plus de motivación", y aseguró que encaran la eliminatoria "con toda la confianza del mundo".

"Intentaremos conseguir un resultado que nos dé opciones en nuestro campo, ante nuestro público y en fechas importantes (la víspera de Reyes, probablemente). Tenemos nuestras opciones si hacemos las cosas bien, y vamos a ponerlo todo de nuestra parte", aseguró.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS