FÓRMULA UNO

La lluvia mantiene en vilo al GP de Brasil

Se reanudan los entrenamientos libres tras una intensa tromba de agua que ha paralizado el circuito

La tercera sesión de entrenamientos libres para el Gran Premio de Brasil de Fórmula Uno ha comenzado después de que dejara de llover sobre el circuito de Interlagos, aunque los pilotos sólo dispondrán de 18 minutos para ultimar la puesta a punto de sus coches con vistas a la de clasificación. El comienzo de la última hora de pruebas se retrasó a causa de una intensa tromba de agua que sólo cesó cuando faltaban 18 minutos para el final.

La sesión debió arrancar a las 11.00 locales (16.00 CET/14.00 GMT), pero los pilotos no pudieron salir a la pista ya que el helicóptero de asistencia no podía despegar. El coche de seguridad dio un par de vueltas para comprobar el estado de la pista e informó de la imposibilidad de que los coches salieran al trazado. 42 minutos más tarde los pilotos fueron autorizados a salir.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS