Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÓRMULA UNO

Los equipos de Fórmula Uno acuerdan reducir costes

El presidente de la FIA piensa que las escuderías deben asumir más recortes económicos "para salvarguardar el campeonato"

La asociación de equipos de Fórmula Uno (FOTA) se ha reunido hoy en Londres y ha acordado una batería de medidas para reducir los costes del Campeonato del Mundo. La limitación de pruebas aerodinámicas se introducirá con efecto inmediato, mientras que para el año 2010 se abordará una "significativa reducción" en los costes de las cajas de cambio y los motores, de acuerdo con la petición hecha por carta por el presidente de la federación internacional (FIA), el británico Max Mosley.

A través de un comunicado, la FOTA, reunido hoy en Heathrow, informa de que "los equipos han detallado y firmado un acuerdo para la restricción de los ensayos aerodinámicos". Asimismo, los equipos han acordado desarrollar unos sistemas de transmisión de bajo coste que no evolucionarán entre las temporadas 2010 y 2012, que tendrán una duración de seis carreras y que costarán 1,5 millones de euros por temporada.

La FOTA también ha confirmado su compromiso de suministrar a partir de 2010 motores a los equipos independientes con un coste de 5 millones de dólares. En su comunicado, la FOTA señala que seguirá trabajando en otros aspectos técnicos en los que sea posible reducir el presupuesto, así como en posibles cambios en el reglamento deportivo. En este aspecto, la asociación buscará la manera de reducir el coste de los componentes y sistemas que no aportan un sustancial incremento en el rendimiento de los coches.

La FOTA también ha mostrado su disposición a cooperar con cualquier posible comprador del equipo Honda Racing, retirado de la competición por la crisis económica mundial, así como al cambio de nombre de esta escudería.

Las 'amenazas' de Mosley

Estas iniciativas nacen a raiz de la carta que Mosley, el presidente de la FIA, emitía hoy pidiendo "nuevas y cruciales medidas" en la Fórmula 1. "En las actuales circunstancias, sería de locos asumir que esto pueda continuar así. Los presupuestos deben reducirse para que los equipos puedan funcionar con el dinero que ingresan de la FOM (Formula One Management). Éste es el único camino para salvaguardar el campeonato y permitir que nuevos equipos sustituyan a los que abandonen", decía la carta.

Mosley ha insistido en que esta reducción de gastos debería continuar hasta llegar a un punto en que la Fórmula Uno no dependa de "los grandes constructores" o de "la inversión de multimillonarios". Y es que para el máximo mandatario de la FIA el deporte ganaría en "atractivo" si todos los equipos dispusieran de "la misma cantidad de dinero", de modo que "el éxito" se fundamentara en "la capacidad intelectual de cada escudería" para desarrollar sus monoplazas. "Éste sería un sistema justo. Un punto de vista es que uno que tiene mucho más dinero que un equipo rival, es tan injusto como uno que tiene un motor más grande.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.