Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Carrefour

Brindis por un año de series

Las plataformas digitales han cambiado el panorama de la ficción televisiva. Hablamos con Abril Zamora, Loreto Mauleón y Pablo Rivero, tres de los protagonistas de este año, sobre series, regalos y vivencias navideñas

Las ficciones españolas viven un buen momento en las plataformas digitales. Ya sean de Netflix, HBO, Amazon Prime Video o Movistar; títulos como La casa de papel, O sabor das margaridas y Élite conquistan al público nacional y ganan seguidores en el extranjero. En la televisión en abierto, sin embargo, luchan por mantener su hueco. Las audiencias masivas de los realities expulsan a las series del prime time. En el año que acaba Matadero de Antena 3, Brigada Costa del Sol o Señoras del (h)AMPA, ambas en Telecinco, se estrenaron con buenas cifras de audiencia y se despidieron con muchos menos espectadores de lo esperado. No se libran ni siquiera los títulos más veteranos; Cuéntame cómo pasó, de Televisión Española, y La que se avecina, de Telecinco, también sufren una fuga de audiencia pero mantienen estoicamente el tipo.

Abril Zamora, actriz, directora y guionista, lo tiene claro. “Las series empiezan superbién pero luego están muy condicionadas por los realities. De empezar a las diez y media, acaban empujándolo a las semanas a las once. El público está cansado y madruga al día siguiente”. Esta barcelonesa de 38 años tiene una visión amplia del negocio; ha encarnado uno de los personajes de la última temporada de la serie de Fox Vis a vis; ha trabajado en el guion de un par de capítulos de la última temporada de Élite, en Netflix; y ha estado al mando en Señoras del (h)AMPA, una comedia semanal perjudicada por la competición por las audiencias. “Programaron Señoras del (h)AMPA en la misma franja que MasterChef... Aunque la serie gustara, lo otro es un todoterreno de la televisión. Si yo sé que la serie está en Amazon Prime Video al día siguiente sin anuncios, es normal que yo prefiera esperarme”.

Pablo Rivero viste esmoquin, fajín, camisa y zapatos de Pedro del Hierro y pañuelo de Mirto; Loreto con abrigo y vestido de Mango y botas de Stuart Weitzman; Abril Zamora luce vestido de Elisabetta Franchi y pendientes y anillo de Thomas Sabo. ampliar foto
Pablo Rivero viste esmoquin, fajín, camisa y zapatos de Pedro del Hierro y pañuelo de Mirto; Loreto con abrigo y vestido de Mango y botas de Stuart Weitzman; Abril Zamora luce vestido de Elisabetta Franchi y pendientes y anillo de Thomas Sabo.

Esta artista todoterreno encarna la revolución que el mundo de las series está viviendo. Un fenómeno que vivió en la televisión en abierto Pablo Rivero, protagonista de Cuéntame cómo pasó, una de las series más longevas de la ficción española. Loreto Mauleón también sabe lo que es permanecer mucho tiempo en una serie. Empezó en la veterana Goenkale y saltó a la televisión nacional con El secreto de Puente Viejo, un clásico ya de las sobremesas. Por eso EL PAÍS ha reunido a estos tres protagonistas en el flamante hotel RIU de la Plaza de España —recién inaugurado— para celebrar las fiestas, brindar por un 2019 en el que no les han faltado los éxitos y por un 2020 con muchas más series.

Brindis por un año de series

La donostiarra Loreto Mauleón, de 31 años, está deseando que el público vea ya Patria, la adaptación de la novela de Fernando Aramburu en la que ha estado trabajando este año y que HBO estrenará en mayo sobre dos familias cuyas vidas se rompen por el terrorismo de ETA. Mauleón interpreta a Arantxa, un personaje esencial en la trama. “Se cuenta un hecho que ha ocurrido en un lugar concreto pero la historia se puede extrapolar a muchos lugares. Gente de cualquier parte podrá sentirse identificada”, afirma la actriz sobre este thriller que también cuenta con las interpretaciones de las veteranas Elena Irureta y Ane Gabarain.

Poco antes de zambullirse en el rodaje de Patria, Mauleón grabó los últimos capítulos de El secreto de Puente Viejo, la serie con la que se dio a conocer en todo el país en 2012. “A María, mi personaje, no podían pasarle ya más cosas malas”, admite Mauleón. Esta producción de Boomerang TV es una de las tantas series de época, inspiradas en el siglo XIX y la primera parte del XX, que acaparan a la audiencia de las sobremesas. Acacias 38 y Amar en tiempos revueltos en Televisión Española o Amar es para siempre, continuación de esta última, en Antena 3, son otros ejemplos de este fenómeno telenovelesco. Pese a la fidelidad de los espectadores y el éxito internacional —triunfan en Italia—, no gozan de reconocimiento en el sector. “Siento que dentro de la profesión se infravaloran las series diarias. Y me da un poco de pena, porque el equipo hace un esfuerzo muy grande para sacarlas adelante. Estoy muy orgullosa de haber sido parte”, afirma.

Estas series figuran entre las más longevas de la televisión. Es otra, sin embargo, la que goza de mayor veteranía. Cuéntame cómo pasó afronta su vigésima temporada y prepara la siguiente. La serie, que cuenta la historia de una familia al final del franquismo, ha conocido cuatro presidentes en la realidad y retratado hasta a cinco en sus guiones durante 18 años de emisión. “No me canso nunca de la serie porque creativamente somos muy exigentes y lo vivimos muy intensamente. Hay directores que te llevan por un lado y no te gusta y otros que te llevan por otro y te mola”, reconoce Pablo Rivero, que interpreta a Toni, hijo mayor de los Alcántara desde el primer capítulo, en septiembre de 2001. Solo estuvo ausente media temporada, en 2016. “Me fui porque las tramas de mi personaje eran muy densas, cercanas al thriller; cuando regresé, se volvió más amable y empezó a vivir una comedia de situación”, dice el actor, que girado este año con El sirviente, del autor británico Robin Maugham, junto a Eusebio Poncela. Pronto lanzará su segunda novela: “Es muy oscura pero no es tan tétrica como la primera, No volveré a tener miedo”.

Pablo Rivero viste esmoquin, fajín y camisa de Pedro del Hierro; Loreto con vestido de Mango; Abril Zamora luce vestido de Elisabetta Franchi y pendientes de Thomas Sabo. ampliar foto
Pablo Rivero viste esmoquin, fajín y camisa de Pedro del Hierro; Loreto con vestido de Mango; Abril Zamora luce vestido de Elisabetta Franchi y pendientes de Thomas Sabo.

El año de Zamora

Rivero comparte generación con otras de las protagonistas de este año: Abril Zamora. Se llevan un año y un mes justos. Zamora, que llevaba años compaginando el cine, el teatro y la televisión, se dio a conocer al gran público en 2018 con su papel de Luna Garrido en la cuarta temporada de Vis a vis, la serie de Fox, a medio camino entre el thriller y el drama, sobre la convivencia en una cárcel de mujeres. Con este papel se convertía en una de las primeras actrices transexuales en interpretar a una mujer transexual en televisión. Este año que termina, Zamora suma a su currículo además de la dirección de la serie de Telecinco Señoras del (h)AMPA, su trabajo como guionista en dos capítulos de Élite, la serie española para adolescentes de Netflix, sobre la que también acaba de publicar una novela.

“La historia transcurre en paralelo a la primera temporada y está protagonizada por los personajes menos vistosos de la clase con pequeñas apariciones de los protagonistas de la serie”, relata. Tras repasar todo lo que ha dado de sí este año, la barcelonesa enumera las series, películas y aventuras de otra índole que verán la luz en unos meses: una película con Sofía Loren, el doblaje de un videojuego, la nueva temporada de Señoras del (h)AMPA, y El desorden que dejas, una nueva ficción para Netflix en la que participa como actriz y otra serie muy personal, de la que asegura “no puede hablar”. Poco importa ahora, hay suficientes proyectos para brindar. ¡Feliz Navidad y próspero 2020!

Brindis por un año de series

Conoce un poco más a nuestros protagonistas

Abril Zamora: “Estaba encaprichada con la muñeca Chabel, pero me conformaba con los He-Man”

Abril Zamora no siempre recibía lo que pedía por Reyes. “Yo estaba encaprichada con la muñeca Chabel que le regalaban a mi prima Lucía, pero me conformaba con los muñecos He-Man que a mi hermano Aitor y a mí nos traían”, recuerda la artista catalana de 38 años que comenzó en verano de 2017 el proceso de reasignación de género. “Soy una chica transexual que escribe, dirige y actúa, pero hablar solo de eso es un poco antiguo”, sentencia. Poco tiempo después recibió una llamada para participar en la cuarta temporada de Vis a vis, el éxito de Fox. Zamora se mueve con soltura en otros ámbitos del negocio.

Abril Zamora lleva un jersey de Primark, un pantalón de Carlota Barrera y pendientes de Agatha Paris. ampliar foto
Abril Zamora lleva un jersey de Primark, un pantalón de Carlota Barrera y pendientes de Agatha Paris.

Este año ha dirigido la primera temporada de Señoras del (h)AMPA de Telecinco y ha participado en los guiones de la segunda de Élite de Netflix. No se considera adalid de ninguna lucha, pero cree que la mejor manera de normalizar es mostrándose como es. “Recibo muchos mensajes de padres y madres de niños transexuales que aseguran sentirse muy tranquilos de ver que soy una persona feliz, porque tenían miedo de que les pudiera ir mal en la vida”, confiesa la artista. En su infancia, al final logró tener una muñeca, pero en noviembre, por su cumpleaños. “Yo quería la muñeca de Kelly Taylor, el personaje de Sensación de Vivir 90210, que anunciaba Leticia Sabater en televisión, así que mi tía Mari Ángeles me compró una. Tenía que jugar a escondidas para que no la viera mi padre”, rememora. Hoy no le entusiasman especialmente las Navidades. "Las pasadas comí y cené sola con mis dos perras por decisión propia. Me daba cierto morbo vivirlo sola. ¡No me pareció algo trágico! Estaba en un momento de mucho trabajo y me parecía un trajín ir a Barcelona a ver a mi familia. Prefiero verlos cuanto tengo más tiempo”, admite. 2020 será un año fértil para ella. Comparte pantalla con Sophia Loren en la producción italiana La vida por delante, adaptación de la obra de Romain Gary sobre una superviviente del Holocausto que estrecha lazos con un inmigrante senegalés de 12 años. “Con una estrella de ese nivel piensas: ‘O me crezco o me muero’. El último día me dijo: ‘Eres muy amable con todo el equipo, eres buena actriz y tienes unas piernas espectaculares, ¡llegarás lejos!”

Loreto Mauleón: “La Navidad me huele a chistorra y castañas”

Loreto Mauleón lleva un vestido de Cortana y pendientes de Aristocrazy. ampliar foto
Loreto Mauleón lleva un vestido de Cortana y pendientes de Aristocrazy.

Para esta donostiarra recién entrada en la treintena, 2019 ha sido el año del adiós a El secreto de Puente Viejo, la serie de la sobremesa de Telecinco en la que ha trabajado desde 2012. “Por la calle me llaman María, como mi personaje; casi nadie sabe mi nombre real”, comenta Mauleón durante la sesión de fotos que acompaña este reportaje. Pero el año que termina también ha sido el de nuevas y excitantes aventuras, como el rodaje de Patria, la adaptación del superventas de Fernando Aramburu de 2016 que aborda el terrorismo de ETA desde la perspectiva de dos familias enfrentadas.

En esta miniserie, que verá la luz en HBO en mayo de 2020, Mauleón interpreta a Arantxa, hermana de terrorista que, tras sufrir un ictus, pasa el resto de su vida en silla de ruedas, comunicándose a través de un iPad. Para construir el personaje pasó tiempo con familiares de personas que han pasado por una situación así. “También consulté a una terapeuta con la que trabajé los movimientos; quería aproximarme a lo que puede sentir alguien que físicamente no puede abrazar a sus hijos aunque quiera”, explica esta actriz que, además, es licenciada en Obras Públicas, aunque nunca ha ejercido. “Estaba perdida y decidí estudiar una ingeniería, pero estando en primero empecé a hacer doblaje y una cosa llevó a la otra”, puntualiza. Mauleón suele pasar las fiestas en su tierra. “Las Navidades me huelen a castañas y a chistorra”, comenta. Allí, en Donosti, el 21 de diciembre es un día importante. “Es Santo Tomás. Sobre media mañana sales de casa ya vestida con el traje tradicional y vas de sitio en sitio con la cuadrilla tomando sidra y chistorra”, relata sin disimular su entusiasmo.

Pablo Rivero: “Me gusta cuidar de las relaciones personales y pasar tiempo con la familia”

Este madrileño de 38 años se empeñó en estudiar Periodismo seducido por la serie Periodistas, emitida por Telecinco y quiso ser actor por culpa de Más que amigos, una ficción de Globomedia para el mismo canal. “En el reparto estaban Alberto San Juan, Melani Olivares, Ana Risueño o Willy Toledo, chicos normales y muy buenos actores. Me moría por ser como ellos”, recuerda Rivero. Su obsesión por otra serie, la mítica Twin Peaks, le animó a escribir su primera novela. “Fue como una terapia porque saqué todos mis mitos y fijaciones de la adolescencia, de David Lynch a Peter Jackson”, detalla. Rivero cierra el año con la temporada 20 de Cuéntame... en antena y con la preparación de la siguiente. “Volveremos a grabar, pero no sabemos cuándo”. Este programa lo ha acompañado desde el principio de su carrera en 2000 cuando hacía pequeños papeles en diversas series.

Pablo Rivero lleva pijama y bata de Mirto y calcetines de Happy Socks. ampliar foto
Pablo Rivero lleva pijama y bata de Mirto y calcetines de Happy Socks.

Toda España ha visto cómo Toni Alcántara pasaba de correr delante de los grises en la Universidad Complutense a presentar los informativos de TVE. “Cuando me cogieron yo ya llevaba el pelo largo y las patillas como querían que las llevara Toni”. Las Navidades siguen siendo para él un momento importante. “Aunque ahora me pongo un poco ñoño por la gente que falta”, admite. Recuerda fiestas multitudinarias, pues parte de su familia vivía en el mismo edificio. “Tengo un VHS en el que se nos ve a mis primos, a mi hermano y a mí abriendo los regalos. Me trajeron una maqueta de los gnomos, enorme y bonita y en un momento se me escucha decir con una vocecita: ‘No me han traído todo lo que pedí pero me conformo’. Y se oye a mi tía comentando ‘menos mal que te conformas”, evoca entre risas. Ahora, admite, ha recuperado ese punto familiar de la infancia. “Prefiero estar aquí y no viajar tanto. Me gusta cuidar las relaciones personales, pasar tiempo con la familia, que es lo que me da estabilidad y claro, en Navidades, eso lo enfatizo más”.



Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >