Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Westworld’, la gran esperanza de HBO

La serie protagonizada por Ed Harris y Anthony Hopkins arranca rodeada de expectación

HBO busca nuevo Juego de tronos, un nuevo gran drama que pueda tomar el relevo de la serie fantástica en cuanto a prestigio y repercusión mediática. Tras varios intentos que no han cuajado, Westworld, que esta noche se estrena en Estados Unidos (en España habrá que esperar a que aterrice la plataforma online de HBO, todavía sin fecha de llegada), se postula como la principal candidata a hacerse con el trono que dejará libre la serie basada en Canción de hielo y fuego. Hay varias razones para esperar que así sea, pero también algún motivo para no ser tan optimistas.

- Reparto lleno de caras conocidas

Una de las principales bazas de Westworld es su reparto de lujo. Ed Harris, Anthony Hopkins y Evan Rachel Woods encabezan el listado de actores que da vida a los humanos y robots que protagonizan este drama futurista. Los nombres que hay detrás de las cámaras tampoco se quedan atrás. La serie, basada en una película de 1973 de Michael Crichton, ha sido desarrollada por Jonathan Nolan y Lisa Joy, que también son productores de la misma junto a J.J. Abrams.

‘Westworld’, la gran esperanza de HBO

- Premisa potente

Westworld es una historia de ciencia ficción situada en un futuro próximo cuya acción se desarrolla en un parque de atracciones ambientado en el lejano oeste. En él, robots androides interpretan diferentes roles para satisfacer las fantasías de sus visitantes. Pero todo cambia cuando los androides empiezan a tomar conciencia de su identidad. Con este punto de partida podemos esperar reflexiones filosóficas sobre la naturaleza humana y qué es ser humano, sobre la venganza, el dolor y los sentimientos. Una historia que puede dar para desarrollar una historia interesante en la superficie y densa en el subsuelo.

- Violencia, desnudos y sexo

¿Qué sería de una serie de cable sin su correspondiente dosis de sexo y violencia? Westworld no va a ser una excepción. El sexo vende, y en HBO lo saben. Una de sus mejores campañas promocionales indirectas fue las quejas de algunos figurantes de la serie por las cláusulas que tuvieron que firmar para una escena en concreto en la que tendrían que salir totalmente desnudos y en posturas sexuales muy explícitas. Además, la serie ha lanzado dos versiones de su tráiler, una para todos los públicos y otra sin censura. Incluso se ha señalado que la serie arranca con una violación fuera de escena. Desde la producción insisten en que no son elementos básicos en la serie. "El sexo y la violencia es fácil de vender pero no es material muy interesante", ha dicho J.J. Abrams al respecto. Por eso, actos como ese servirán de detonante de ciertas consecuencias. O eso justifican desde la serie.

‘Westworld’, la gran esperanza de HBO

- El ritmo HBO

Las historias de la cadena de cable no se caracterizan por enganchar a la primera. Normalmente requieren por parte del espectador de un margen de tiempo razonable para tomar forma y altura. Sin embargo, Westworld viene cargada de unas altas expectativas que pueden jugar en su contra si tarda mucho en enganchar a los espectadores. En la cadena son conscientes de ello. "¿Será el siguiente gran éxito de HBO? No creo que a ninguna serie le beneficie trabajar bajo tal nivel de expectación", decía Casey Bloys, jefe de programación de HBO, en una entrevista en The New York Times.

- La mala racha de la cadena (y la luz al final del túnel)

HBO ha encadenado en los últimos años estrenos que no han funcionado como se esperaba y proyectos malditos que, tras las altas expectativas en su arranque, se veían frustrados por diferentes motivos. Incluso la propia Westworld sufrió un retraso en la producción (su estreno estaba previsto inicialmente para 2015) que hizo saltar todas las alarmas. Con el final de Juego de tronos previsto para dentro de dos años, la cadena necesita encontrar un nuevo gran éxito. Aunque títulos como The Leftovers le sigan reportando reconocimiento por parte de la crítica, sus bajas audiencias no son suficientes. Además, tanto The Leftovers como Girls terminarán en su próxima entrega. Este verano, con The Night Of sí consiguió el favor de crítica y público y recuperar parte de su espacio en la conversación seriéfila. Ahora lo vuelve a intentar con Westworld en el campo del drama y con Divorce e Insecure en la comedia.

Más información