Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
DATOS

La grúa de Madrid retira ocho veces más coches multados en zona SER desde enero

El Ayuntamiento eleva la presión sobre los infractores reincidentes tras constatar un crecimiento de conductores que aparcan sin pagar

El Ayuntamiento de Madrid se ha puesto firme con los conductores que de forma reiterada se niegan a pagar en las zonas con Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). Las retiradas con grúa de los vehículos cuyos propietarios no abonan la tarifa correspondiente se han multiplicado por ocho en el primer semestre de 2018 respecto al mismo periodo del año anterior. Agentes de movilidad, grúas y controladores comenzaron el pasado noviembre a retirar de las calles todos aquellos vehículos que acumulaban más de 100 multas en 2017. Desde entonces se ha ido estrechando el cerco hasta quienes suman 30.

Los 635 vehículos retirados de la vía pública hasta julio por no abonar de forma recurrente el tique de la zona SER suponen una pequeña fracción de los más de 21.500 que las grúas han remolcado a los depósitos municipales en el primer semestre de 2018. Sin embargo, este es, de los casi 50 motivos que contempla la ordenanza para justificar la retirada de la vía, el que más crecimiento ha experimentado. En 2016 se retiraron 85 vehículos. En 2017 fueron 258 y, solo en el primer semestre de 2018, han sido 635. En estas cifras se incluyen las operaciones contra los vehículos que usan tarjetas para personas con movilidad reducida falsificadas o dadas de baja por fallecimiento del titular.

Estas actuaciones no son nuevas, pues en los primeros años de implantación de los parquímetros también se hizo uso de la grúa para poner límites a los conductores remolones. El pasado otoño se decidió volver a actuar, tras el análisis de los datos con los que cuenta el Ayuntamiento: “Se observó que aumentaba el número de conductores que de forma reincidente aparcaba sin una autorización de estacionamiento”, explica una portavoz del área de Movilidad.

Retiradas de vehículos por acumulación de multas en la zona SER

Vehículos transportados por la grúa a los depósitos municipales por haber estacionado en lugares con limitación horaria sin colocar el distintivo o cuando se rebase el tiempo

evolución

Fuente: Ayuntamiento de Madrid. | EL PAÍS

En el gráfico contiguo, que muestra las retiradas por día, se observa el cambio producido a partir de noviembre del año pasado, según los datos publicados por el portal de datos abiertos del Ayuntamiento. De acumular, a lo largo de 2016, 11 semanas sin una sola retirada se ha pasado a que en 2018 hayan sido solo tres días en los que no se ha intervenido, sin contar fines de semana ni festivos. Febrero, con 127 actuaciones, ha sido el mes que más movimientos ha registrado en lo que va de año.

El tiempo que tardan los propietarios en ir a recoger los vehículos a los depósitos municipales indica que no están abandonados. De los 635 vehículos retirados hasta junio, tres de cada cuatro propietarios los sacaron del depósito municipal entre el mismo día de la retirada y al siguiente. Casi todos los vehículos, el 85%, acaban en los depósitos de Colón y El Recuerdo (Chamartín). Para poder liberar los turismos se debe abonar una tarifa de unos 150 euros por el servicio de la grúa, más 1,85 euros por hora que haya pasado en el depósito hasta un máximo de 19,20 euros al día.

Calendario de las retiradas de la grúa

Por haber estacionado el vehículo en “lugares con limitación horaria sin colocar el distintivo o cuando se rebase el tiempo”

Fuente: Ayuntamiento de Madrid. | EL PAÍS

Los esfuerzos comenzaron por enfilar a los muy reincidentes: aquellos vehículos que acumulaban más de 100 denuncias en lo que iba de 2017. Puesto coto a estos, se pasó a actuar contra los que habían recibido más de 50 denuncias en los últimos 12 meses. Actualmente se retira por este motivo los vehículos que tienen más de 30, según explica la portavoz de Movilidad, que reconoce que existe flexibilidad: “Trabajar en la calle supone actuar con mucha diligencia. No se puede aplicar el mismo criterio a todas las horas, en todas las zonas, en todos los periodos del año.”

Por zonas de Madrid

En 2018, en la zona SER

Mapa

Fuente: Ayuntamiento de Madrid. | EL PAÍS

Por esta adaptación a las circunstancias, la colaboración entre los tres cuerpos se ha pausado durante el verano. “Se aplica esta forma de trabajo cuando se observa que aumentan los reincidentes, pero no existe un protocolo como tal. Ahora mismo la colaboración se ha pausado, pero puede volver en septiembre”, cuenta Jesús Méndez, secretario general del Sindicato de Agentes de Movilidad (Csit).

¿Cómo puede alguien acumular más de 100 denuncias en un año? “Bueno, es así, hay gente que no lo suele pagar”, explica Méndez. Acumular papeles en la guantera es una cosa, pero quedarse sin el coche es otra. “Y esto no es nada, al principio del SER, había quien acumulaba miles. Gente que tenía el coche domiciliado fuera de Madrid. Ahora también se envían las denuncias al resto de provincias”.

El procedimiento de retirada es sencillo, como explica Méndez: “Por ejemplo, un coche que es denunciado de forma recurrente durante cuatro semanas seguidas. Cuando el controlador del SER consulta la matrícula conoce cuántas denuncias acumula ese vehículo. El controlador se pone en contacto con los agentes de movilidad y con grúas para retirar el vehículo, que se remolca a la base que corresponda. Las otras denuncias no se cobran, de eso se encarga gestión de multas: solo se retira el vehículo.”

Prohibido dejar vehículos desatendidos

Los coches no pueden dejarse desatendidos en la calle ni permanecer mucho tiempo sin cambiarlos de sitio. La ordenanza de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento recoge la prohibición de estacionar un vehículo “en un mismo lugar de la vía pública durante más de cinco días consecutivos”, aunque matiza: “Sólo se computará los días hábiles, excluyéndose los sábados, los domingos y los declarados festivos”. Además, los propietarios deben “cerciorarse” cada 48 horas de que su vehículo no ha pasado a estar mal aparcado por un cambio en las condiciones “como consecuencia de cualquier de señalización u ordenación del tráfico”. Así ocurre cuando se conceden permisos por los que se reservan espacios para obras o mudanzas.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram