Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Imputado por imprudencia el conductor del autobús accidentado en Buñol

La Guardia Civil le acusa de un presunto delito de lesiones por imprudencia

En el siniestro hubo 18 heridos

Guardias civiles junto al autobús siniestrado entre Buñol y Dos Aguas.
Guardias civiles junto al autobús siniestrado entre Buñol y Dos Aguas.

La Guardia Civil imputa un presunto delito de lesiones por imprudencia al conductor del autobús escolar siniestrado este martes entre las localidades de Dos Aguas y Buñol (Valencia), según han informado a Europa Press fuentes del instituto armado.

El accidente causó 18 heridos, dos de ellos estudiantes con lesiones graves. El autocar se salió de la vía en un tramo recto y se despeñó por un terraplén de unos 15 metros de desnivel.

Seis víctimas permanecen ingresadas en distintos centros hospitalarios de Valencia. Según han informado la Consejería de Sanidad, el conductor del autobús, que sufrió traumatismos y su pronóstico es grave, continúa en el hospital General de Valencia, y dos menores, uno afectado por traumatismo craneoencefálico y otro por fractura de cadera, también permanecen en estado grave en La Fe.

Otros dos menores que resultaron heridos leves están en La Fe de Valencia y un tercero, que también sufrió heridas de carácter leve, en el hospital Clínico. Mientras, hoy han sido dados de alta cinco menores (tres de La Fe y dos del hospital de Manises).

El autobús siniestrado viajaba entre Dos Aguas y Buñol cuando se precipitó por un terraplén a la altura del kilómetro 63,5 de la CV-580, en sentido Buñol. En el autobús viajaban 21 alumnos de primero de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) a segundo de Bachillerato de Dos Aguas y Millares, que se dirigían al instituto de Buñol.

El autocar era de 2008 y había pasado la ITV hacía tres semanas, el día 12 de febrero de 2014. Contaba con todas las medidas en materia de seguridad y los asientos iban equipados de cinturón de seguridad. La mayoría de los viajeros lo llevaba puesto en el momento del siniestro. El conductor conocía la ruta perfectamente, dado que la hacía todos los días. Dio negativo en la prueba de alcoholemia.