Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONGRESO EXTRAORDINARIO DEL PSOE DE ANDALUCÍA

Griñán asegura que su generación es un “tapón” para la renovación

El congreso del PSOE andaluz que elegirá a Díaz se convierte en un canto al relevo generacional

Nadie ha citado a Alfredo Pérez Rubalcaba, secretario federal socialista, pero todas las frases que ensalzaban la renovación que encarna Susana Díaz lo señalaban como destinatario de este mensaje, a juicio de un buen puñado de asistentes al congreso extraordinario del PSOE de Andalucía. Como ha dicho el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, el cónclave no tiene la emoción del resultado (él ganó la secretaría general por solo nueve votos) sino por la “expectativa de futuro” que despierta la ya líder del PSOE.

Emoción también ha habido en el informe de gestión, convertido en discurso de despedida, del que ha sido secretario general del PSOE andaluz desde 2010, José Antonio Griñán, quien ha venido a decir que ya desde esa fecha sabía lo que iba a ocurrir. Teniendo en cuenta lo imprevisible que ha sido, es y será el expresidente andaluz esta afirmación habría que ponerla, al menos, entre interrogantes.

Griñán ha recibido un chute de elogios por haber dado un paso atrás y propiciar el relevo en el partido. El secretario de Organización, Juan Cornejo, lo ha dicho con estas palabras: “Gracias por hacer lo que no ha hecho nadie antes”, lo que dio pie a más interpretaciones. ¿Quién no ha hecho lo que había que hacer?

El ya ex líder del PSOE ha convertido su intervención en un canto al relevo generacional. Él siempre ha dicho que cuando habla de estos asuntos no emite señales en ninguna dirección rubalcabiana, aunque reconoce que el “momento de ceder el paso y abrir el partido al relevo es lo más difícil”.

Según Griñán, el PSOE andaluz estaba obligado a “cambiar” y a “rectificar” tras perder las elecciones autonómicas de marzo de 2012, la tercera derrota consecutiva de los socialistas tras las municipales de 2011 y las generales de noviembre de ese año. “Corríamos el riesgo de que mi generación política se convirtiera en un tapón para la siguiente”, destaca el también presidente federal del partido, para quien los de su quinta han prestado “un buen servicio a España y Andalucía” pero ya les “ha pasado” el tiempo.

También el expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho referencia al relevo generacional impulsado por Griñán en Andalucía con la presidenta de la Junta. “Con Susana empieza la renovación, porque el que vive en el pasado se perderá el futuro”, dice Zapatero, quien ha sido recibido con mucho afecto por los asistentes al congreso. El expresidente ha ido más allá y ha subrayado la “trascendencia histórica” de este congreso, que será el espaldarazo para que el PSOE comience la “cuenta atrás” para recuperar la confianza de la mayoría.

E igualmente, la vicesecretaria general y número dos del PSOE, Elena Valenciano, ha ligado la llegada de Susana Díaz a la secretaria general del PSOE andaluz con el cambio. “En Andalucía se gestó la renovación en el PSOE, con Felipe González, y posiblemente se está volviendo a gestar con Susana Díaz”.

En la clausura de este domingo estará Alfredo Pérez Rubalcaba y será el momento de comprobar si se ha dado por aludido por algunos de estos mensajes.

En su adiós, Griñán ha pedido “perdón” a los dirigentes críticos de su partido con los que ha mantenido un fuerte pulso y con los que “a veces” ha sido injusto. Su gestión ha sido aprobada por unanimidad.

En cierta medida, el congreso del PSOE también ha sido el de la despedida del hasta ahora vicesecretario, Mario Jiménez y nuevo portavoz parlamentario. Ha formado tándem con Díaz, pero esa relación horizontal ya no es posible. Jiménez no ha dejado traslucir ni un tono de amargura ni de queja, aunque desde que Díaz asumió la presidencia su posición no es cómoda.

Zapatero pide elogios para Díaz “cuando las cosas se vuelvan duras”

JOSÉ MIGUEL MUÑOZ

“Este congreso no tiene emoción por el resultado, pero sí por la expectativa de futuro que habéis logrado poner en pie entre todos y, especialmente, Susana Díaz”. Así comenzó este sábado su intervención el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en la apertura del congreso extraordinario del PSOE-A. Zapatero ensalzó la figura de Díaz, la gran protagonista del evento, pero pidió “elogios también para ella cuando las cosas se vuelvan duras”. Y aseguró que el congreso supone el inicio de “la cuenta atrás” para que el PSOE recupere el respaldo mayoritario de los ciudadanos. "Algo que nos tenemos que merecer”, afirmó.

Zapatero entró en la sala García Lorca del Palacio de Congresos de Granada junto a Susana Díaz y José Antonio Griñán y al iniciar su discurso fue recibido con el público en pie y gritos de “¡presidente, presidente!”, aunque la música que puso la organización para acompañar el momento sonaba a nostalgia. El expresidente destacó la “importancia histórica” del congreso tanto para Andalucía como para España, porque va a impulsar un proyecto de lealtad a sus orígenes, "a la lucha por la defensa de los más débiles, por combatir la desigualdad”. “Siento que para Susana Díaz esa es su gran prioridad”, dijo. Zapatero recordó que cuando fue presidente luchó por esos valores mediante la defensa de las pensiones mínimas, del salario mínimo interprofesional y de las becas para lograr “una condición social mínima de dignidad”; una empresa que después continuó en Andalucía “el gobierno de Griñán”, de quien elogió su “gran lección de generosidad” al dar un paso atrás y ceder el testigo a Susana Díaz.

Para el expresidente, Andalucía es la comunidad que mejor ha sabido interpretar su defensa como región dentro de “la unidad de España” bajo los conceptos de “construir, compartir e integrar”. “El futuro es tuyo, Susana”, dijo a la presidenta andaluza. Y nadie de los que abarrotaba el Palacio de Congresos de Granada parecía dudar de esas palabras de Zapatero. La sala García Lorca se quedó pequeña para albergar a los más de 2.500 asistentes, algunos de ellos sentados en las escaleras o de pie.

Además de reunir una cifra récord de 778 delegados del partido en Andalucía, el arranque del congreso ha contado con una destacada presencia de líderes socialistas de fuera de la comunidad. Entre ellos la exministra Carme Chacón, aspirante a suceder a Rubalcaba al frente del PSOE, quien se situó de forma discreta en un segundo plano.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información