Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El escrache desde dentro

8 fotos

Estos son los protagonistas y las escenas del último y polémico modelo de protesta del colectivo antidesahucio.

  • El colectivo antidesahucio de Madrid ha convocado tres escraches esta semana. Uno en la Junta Municipal de Distrito de Puente de Vallecas, a la diputada Eva Durán, y dos más en las casas de Belén Bajo Prieto y Soraya Sáenz de Santamaría. En los dos últimos hubo forcejeos, la policía separó a activistas e identificó a participantes en la marcha. En la imagen, la policía separa a dos manifestantes de la protesta de Bajo Prieto.
    1Forcejeos El colectivo antidesahucio de Madrid ha convocado tres escraches esta semana. Uno en la Junta Municipal de Distrito de Puente de Vallecas, a la diputada Eva Durán, y dos más en las casas de Belén Bajo Prieto y Soraya Sáenz de Santamaría. En los dos últimos hubo forcejeos, la policía separó a activistas e identificó a participantes en la marcha. En la imagen, la policía separa a dos manifestantes de la protesta de Bajo Prieto.
  • El exsecretario general de Alianza Popular, Jorge Vestrynge, ha participado en varios escraches. “Entendería que me montaran uno si hago las cosas mal”, ha justificado. En la imagen, tras ir a casa de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, tuvo momentos de discusión y de mediación con los policías que seguían a los antidesahucio por las calles. Suya es la siguiente frase: “Cuando a la gente se les trata como a perros, terminan mordiendo. De momento, solo ladran”.
    2Un exsecretario de Alianza Popular ante la policía El exsecretario general de Alianza Popular, Jorge Vestrynge, ha participado en varios escraches. “Entendería que me montaran uno si hago las cosas mal”, ha justificado. En la imagen, tras ir a casa de la vicepresidenta Sáenz de Santamaría, tuvo momentos de discusión y de mediación con los policías que seguían a los antidesahucio por las calles. Suya es la siguiente frase: “Cuando a la gente se les trata como a perros, terminan mordiendo. De momento, solo ladran”.
  • Al terminar el escrache frente a la casa de la vicepresidenta del Gobierno, uno de los participantes le dejó un sobre en la acera, a un lado del cordón policial que custodiaba la vivienda. Llevaba falsos billetes de 500 euros, como símbolo de los supuestos sobres en los que el extesorero Luis Bárcenas repartía cantidades de una supuesta contabilidad B del PP.
    3El dinero en sobres Al terminar el escrache frente a la casa de la vicepresidenta del Gobierno, uno de los participantes le dejó un sobre en la acera, a un lado del cordón policial que custodiaba la vivienda. Llevaba falsos billetes de 500 euros, como símbolo de los supuestos sobres en los que el extesorero Luis Bárcenas repartía cantidades de una supuesta contabilidad B del PP.
  • Carmen Buch espera una llamada de teléfono. Es una de las afectadas de desahucios con fecha y hora de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid. La edil y diputada del PP Eva Durán se comprometió a mediar en su caso, cuyo lanzamiento está previsto el 13 de abril. Ahora, Buch también es activista antidesahucio. Participó en los dos organizados en casas de políticos esta semana. “No nos pueden dejar en la calle”, pide.
    4De afectada a activista Carmen Buch espera una llamada de teléfono. Es una de las afectadas de desahucios con fecha y hora de la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo (EMVS) de Madrid. La edil y diputada del PP Eva Durán se comprometió a mediar en su caso, cuyo lanzamiento está previsto el 13 de abril. Ahora, Buch también es activista antidesahucio. Participó en los dos organizados en casas de políticos esta semana. “No nos pueden dejar en la calle”, pide.
  • “Nuestra vida cambiaría con un poquito de dignidad si los políticos dicen sí a la ILP [Iniciativa legislativa Popular]”. Es el texto de una de las postales que dejaron los antidesahucio en un lateral de la vivienda de Belén Bajo Prieto en el escrache del jueves.
    5Un poquito de dignidad “Nuestra vida cambiaría con un poquito de dignidad si los políticos dicen sí a la ILP [Iniciativa legislativa Popular]”. Es el texto de una de las postales que dejaron los antidesahucio en un lateral de la vivienda de Belén Bajo Prieto en el escrache del jueves.
  • Aída Quinatoa ha descubierto cinco años después todas las trampas de las escrituras de su vivienda. Cuenta que le hicieron avalista de un hombre al que no conocía y que dejó de pagar. La letra de su hipoteca ha aumentado 500 euros al tiempo que su marido perdía el empleo y a ella le bajaba el sueldo. “Nuestra casa es nuestra vida”, proclama. Participó en el escrache de la diputada Belén Bajo Prieto.
    6Aída Quinatoa ha descubierto cinco años después todas las trampas de las escrituras de su vivienda. Cuenta que le hicieron avalista de un hombre al que no conocía y que dejó de pagar. La letra de su hipoteca ha aumentado 500 euros al tiempo que su marido perdía el empleo y a ella le bajaba el sueldo. “Nuestra casa es nuestra vida”, proclama. Participó en el escrache de la diputada Belén Bajo Prieto. El País
  • Dos de los activistas antidesahucio fueron separados del grupo y aislados por la policía en un acceso lateral del hospital Gregorio Marañón en el escrache organizado el jueves en la casa de Belén Bajo Prieto. Les pidieron identificación y les preguntaron si iban a hacer un escrache. “Querían meternos miedo”, dijo él al salir.
    7Identificados Dos de los activistas antidesahucio fueron separados del grupo y aislados por la policía en un acceso lateral del hospital Gregorio Marañón en el escrache organizado el jueves en la casa de Belén Bajo Prieto. Les pidieron identificación y les preguntaron si iban a hacer un escrache. “Querían meternos miedo”, dijo él al salir.
  • Tras abandonar la casa de Sáenz de Santamaría, que estaba en su vivienda con su marido y su hijo, los manifestantes recorrieron varias calles del barrio colocando pegatinas y repartiendo información junto a un amplio despliegue policial. El círculo verde (“sí se puede”) simboliza el botón del voto positivo en el Congreso de los Diputados, el que piden para su ILP. El botón rojo (“pero no quieren”) es el del voto negativo.
    8Cuestión de colores Tras abandonar la casa de Sáenz de Santamaría, que estaba en su vivienda con su marido y su hijo, los manifestantes recorrieron varias calles del barrio colocando pegatinas y repartiendo información junto a un amplio despliegue policial. El círculo verde (“sí se puede”) simboliza el botón del voto positivo en el Congreso de los Diputados, el que piden para su ILP. El botón rojo (“pero no quieren”) es el del voto negativo.