"Una buena película funciona bien en todas partes"

La memoria viva de Marcel Duchamp

Alexina, la viuda del 'gran perturbador', evoca, los laberintos del genio de su marido