_
_
_
_
_

La pobreza se redujo en Colombia en 2022 hasta niveles inferiores a los registrados antes de la pandemia

El DANE revela que el porcentaje de la población con carencias materiales graves cayó de 16% a 12,9% en un año. Es el mejor registro histórico que, sin embargo, evidencia la terrible situación de 6,6 millones de personas

Camilo Sánchez
Un TransmiCable sobrevuela Ciudad Bolívar, un barrio periférico de Bogotá
Un TransmiCable sobrevuela Ciudad Bolívar, un barrio periférico de Bogotá.Ovidio Gonzalez (Getty Images)

Las tasas de pobreza multidimensional en Colombia se han reducido significativamente tras el final de la pandemia y a pesar del frenazo de la economía, que se enfrenta desde mediados de 2022 con una inflación alta. El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE) publicó este martes la cifra del año pasado, que muestra que la incidencia de ese tipo de pobreza, que mide condiciones de vida más que ingresos monetarios, bajó en 2022 hasta el 12,9%, frente al 16% registrado el 2021. Sin embargo, eso significa que en el país aún subsisten unas 6,6 millones de personas en una escalofriante situación marcada por todo tipo de carencias materiales graves y la privación de derechos básicos como el de la salud o el trabajo.

El presidente Gustavo Petro no tardó en celebrar los resultados, que suponen el mejor registro desde que la agencia estadística confecciona este tipo de medición: “La pobreza multidimensional ha caído a mínimos históricos”, escribió el mandatario izquierdista en su muy frecuentada cuenta de Twitter. La directora del DANE, la demógrafa Piedad Urdinola, explicó en rueda de prensa que la importante mejora de la situación se ha evidenciado tanto a nivel nacional, como en cabeceras y centros poblados rurales. “Esta intensidad por regiones también nos muestra una caída importante”, señaló Urdinola y pasó a detallar que, de acuerdo con el informe, la región Caribe, por ejemplo, registró la mayor caída con un -5,4% en un año.

No obstante, la funcionaria también subrayó las marcadas diferencias históricas que atraviesan país y las brechas de género entre los hogares con jefatura masculina o femenina. Explicó, por ejemplo, que a pesar de que en indicadores como la asistencia escolar o el acceso a servicios de salud tuvieron una mejoría general, en todas las regiones las familias encabezadas por una mujer evidenciaron un desfase con un mayor grado de vulnerabilidad: “Son niveles muy altos con los índices más marcados en la zona Pacífica, sin Valle del Cauca, del 23,4% en la brecha que hay entre hombres y mujeres”, señaló la directora del organismo estadístico.

A nivel regional, el departamento con los índices más altos de pobreza multidimensional en 2022 fue con un devastador 75,4% el Vichada, un departamento extenso y poco poblado al este del país, fronterizo con Venezuela. Es una cifra sumamente alta si se tiene en cuenta que lo sigue el amazónico Vaupés con 47,1%. Las condiciones extremas del Vichada dejan a tres cuartas partes de sus 107 mil vecinos en condiciones de pobreza. Ninguna otra región de Colombia alcanza una crisis social tan grave y el resto de los departamentos tienen resultados porcentuales por debajo del 50%. El contraste es enorme con la capital, donde la pobreza multidimensional afecta a un 3,8% de los 8 millones de habitantes de Bogotá.

Newsletter

El análisis de la actualidad y las mejores historias de Colombia, cada semana en su buzón
RECÍBALA

También ha trascendido, por otra parte, que uno de los segmentos más importantes para comprender la corrección de las cifras de pobreza ha sido el regreso a la presencialidad escolar. Esa variable, que ha atenuado las tasas de inasistencia en un -3,2%, ha representado uno de los indicadores clave para los técnicos a cargo de los quince apartados de la encuesta.

De hecho, de la quincena de medidores, en 14 hubo mejoras o reducción de las privaciones a nivel nacional de un año a otro. También se redujo el número de ciudadanos sin seguro de salud un -1,7%, así como las barreras a los servicios para el cuidado de la primera infancia, que cayo -1,1%. La única variable que no mejoró frente a 2021 fue la etiquetada como “Bajo logro educativo”. La diferencia, sin embargo, fue de apenas 0,1% y el informe deja claro que no se trata de un dato “estadísticamente significativo”. Por el contrario sí lo es la situación de pobreza en la Amazonía y la Orinoquía, al extremo sur del país, donde la encargada del departamento estadístico reconoció que se pueden “hacer mejoras muy importantes”.

Pero, a pesar del gran avance de 2022, las condiciones estructurales e históricas que subyacen a la miseria en Colombia vuelven a ser latentes. El país pasó de tener 8,1 millones de ciudadanos con carencias materiales graves en 2021 a 6,6 millones para finales de 2022. Una realidad que se concentra en departamentos periféricos y rurales y se ceba en especial sobre comunidades minoritarias y mujeres cabeza de familia. Para comprender las raíces del problema basta con revisar los resultados en apartados como analfabetismo o bajo logro escolar, donde departamentos como Vichada, la Guajira, Guainía, Chocó o Magdalena tienen tasas etiquetadas de “muy preocupantes” por Piedad Urdinola.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS sobre Colombia y reciba todas las claves informativas de la actualidad del país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Camilo Sánchez
Es periodista especializado en economía en la oficina de EL PAÍS en Bogotá.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_