Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere Stanley Weston, el ‘padre’ de los G.I. Joe

El publicista inventó los muñecos articulados para niños, a los que bautizó con el término "figuras de acción"

Un Action Joe Race Car Driver en una subasta de rarezas de G.I Joe en Teesside (Reino Unido).
Un Action Joe Race Car Driver en una subasta de rarezas de G.I Joe en Teesside (Reino Unido).

El estadounidense Stanley Weston, padre de los muñecos G.I. Joe, creador del concepto "figuras de acción" y pionero en el negocio de licencias, murió el pasado 1 de mayo en su casa de Santa Mónica (Los Ángeles, California). Weston falleció a los 84 años a causa de complicaciones tras una cirugía, ha anunciado su hija Cindy Winebaum, según recoge el New York TimesWeston también contribuyó a la creación de otro gran éxito juguetero y televisivo, los Thundercats, unos guerreros felinos humanoides extraterrestres.

Nacido en 1933 en Brooklyn con el nombre de Stanley Alan Weinstein, que cambió para protegerse del antisemitismo, sirvió en el Ejército durante la Guerra de Corea y, de vuelta a Nueva York, reanudó sus estudios en Administración de Empresas. Weston se interesó por la emergente industria de licencias y el merchandising y empezó a trabajar en la agencia de la publicidad McCann Erickson de día mientras estudiaba un MBA por las noches. Después, creo su propia empresa de licencias, Weston Merchandising.

El éxito de Mattel con la muñeca Barbie a principios de los sesenta llevó a Weston a adaptar el concepto a un público masculino. El publicista contó que se le ocurrió la idea después de ver a un grupo de niños jugando con Ken y que consultó la Enciclopedia Británica para buscar un sujeto que pudiera ser el equivalente de Barbie en hombres. Ojeando sus páginas se topó con el Ejército de EE UU y le pareció perfecto, ya que vestía muchos uniformes, manejaba numerosas armas y conducían varios vehículos. Para no usar la palabra muñeco, acuñó el término "figuras de acción".

En 1963, después de tres años trabajando el concepto, Weston se lo vendió a la juguetera Hasbro por sólo 100.000 dólares —en principio le ofrecieron 75.000—, que lo convirtió en una de las líneas de juguetes más famosas de la historia. En las navidades del años siguiente, Hasbro lanzó el productoun muñeco de 30 centímetros, 21 puntos de articulación y cuatro versiones como soldado de infantería, marine, marinero y piloto con una campaña en la que se decía que era un "hombre luchador de cabeza a los pies, en tierra, mar y aire". El nombre, que se lo puso la empresa inspirándose en una película de 1945, hace referencia a los soldados de EE UU durante la II Guerra Mundial, apodados Joe. El GI es Government Issue (asunto del Gobierno).

Los cuatro soldados eran blancos, fortachones, con una cicatriz de combate en la mejilla y especialmente diseñados para sostener en sus manos un bazoca. La juguetera actualizó rápidamente la línea introduciendo a un afroamericano y a una enfermera, comenta en su obituario The Washington Post. El juguete, un éxito inmediato que pronto sustituyó a los clásicos soldados de estaño, dio lugar con los años a cómics de Marvel, videojuegos, una serie de animación y varias películas. A finales de los años setenta y tras haber reconvertido al soldado en un héroe aventurero, Hasbro dejó de fabricar los G.I. Joe por el precio del petróleo y la creciente impopularidad de lo militar a causa de la guerra de Vietman. Sin embargo, los revivió en formato más pequeño en 1982. Hoy, son objetos de coleccionista.

"Cuando mi padre vio los G.I. Joe en la Feria del Juguete de 1964, supo que había cometido un error", cuenta su hija al New York Times. Al margen de esos 100.000 dólares, Weston no se benefició de los millones de dólares que la compañía logró con la venta de los muñecos y accesorios, por lo que trató de recuperar los derechos de autor de su creación demandando a Hasbro en 2015, según cuenta Legacy. Perdió el caso el año pasado. Más de 400 millones de figuras G.I. Joe habían sido vendidas solo en EE UU hasta 2009, según Toys and American Culture: An Encyclopedia (2010)

Tras vender su idea, Weston pasó a representar una leyendas de la cultura pop como Farrah Fawcett a través de su compañía de publicidad Leisure Concepts. Trabajó con franquicias como Star Wars, James Bond, la WWE y Nintendo.

En 1989, Weston fue unos de los primeros seleccionados para el Salón de la Fama de la Industria de Licencias, que incluye nombres tan importantes como Walt Disney, George Lucas y Jim Henson.

Más información