Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La televisión pública italiana debate si las mujeres del Este son una amenaza “robamaridos”

Bajo el título 'La amenaza llega desde el Este', la RAI emitió este sábado un debate de media hora en el que se discutía si las mujeres del Este son “robamaridos o mujeres perfectas”

Imagen del programa de la RAI donde se debatió este sábado si las mujeres del este eran 'robamaridos o mujeres perfectas'.
Imagen del programa de la RAI donde se debatió este sábado si las mujeres del este eran 'robamaridos o mujeres perfectas'.

La presentadora, Paola Perego, invitó al plató de La vita in diretta a siete personas (tres hombres italianos y cuatro mujeres, italianas y extranjeras) para comentar un decálogo de seis puntos que detalla “el encanto de las mujeres del Este”. Los motivos de este encanto, que la cadena RAI 1 mostró con una infografía, son que “son todas madres pero, después de haber dado a luz, recuperan un físico de mármol; son siempre sexis. Nunca van en chandal ni en pijamas feos; perdonan las infidelidades; están dispuestas a dejar mandar a su hombre; son perfectas amas de casa y desde pequeñas aprenden las tareas del hogar; y no lloriquean, no son empalagosas y no ponen malas caras”.

Cada uno de estos puntos fue comentado por los invitados con bromas machistas y racistas y repitiendo prejuicios como que “las rusas van a Italia a buscar a un hombre con dinero” o “las mujeres del Este son sexualmente alegres”. Una de las anécdotas que salió a la luz fue el supuesto caso de un hombre italiano con una pareja rusa, amigo de uno de los comentaristas, que celebró su cumpleaños con su mujer en un prostíbulo de Moscú. “Es difícil que una mujer italiana te lleve a un prostíbulo a celebrar un cumpleaños, y las mujeres del Este lo hacen”, afirmó el relator de la historia. Otro de los motivos de supuesta preocupación por las mujeres de los antiguos países soviéticos es que los italianos las prefieren porque, con ellas, “no tienen que mover un dedo dentro de casa” y las italianas no se lo permiten.

Los hombres italianos participantes en el debate se reían y bromeaban continuamente y realizaron todo tipo de comentarios insultantes. Uno de ellos respondió que la presencia de las mujeres del Este “no es una amenaza sino un regalo” —solamente por su belleza— y añadió que “un italiano, cuando ve a una mujer rubia, con ojos azules y buen físico, lógicamente se gira y la mira”. La respuesta de la presentadora fue dar un paso más en esta competición entre la apariencia de mujeres de distintas nacionalidades y llamar a una joven italiana a que se pusiera en pie y mostrara su físico, para demostrar que está “a la altura”.

1. Son todas madres pero, tras dar a luz, recuperan un físico marmóreo. 2. Siempre están sexys. Nada de chándal o pijamón. 3. Perdonan la traición. 4. Están dispuestas a dejar que su hombre mande. 5. Son amas de casa perfectas y ya desde pequeñas aprenden las labores domésticas. 6. No lloriquean, no se acoplan y nunca se quedan cabreadas  nunca les dura el cabreo. Literalmente, mettere il broncio en italiano es como poner mala cara por enfado (Tommaso Koch, dixit). ampliar foto
Los seis puntos, según el programa, para hacerse con una esposa del Este  1. Son todas madres pero, tras dar a luz, recuperan un físico marmóreo. 2. Siempre están sexys. Nada de chándal o pijamón. 3. Perdonan la traición. 4. Están dispuestas a dejar que su hombre mande. 5. Son amas de casa perfectas y ya desde pequeñas aprenden las labores domésticas. 6. No lloriquean, no se acoplan y nunca se quedan cabreadas / nunca les dura el cabreo. Literalmente, mettere il broncio en italiano es como poner mala cara por enfado (Tommaso Koch, dixit).

Además del debate en el plató, el programa de la RAI preparó varios reportajes. En uno de ellos pedían opiniones a mujeres italianas sobre lo que continuamente denominaban “una amenaza” y se preguntaban si es posible que nazca el amor en estos casos. En ninguno de los testimonios hubo una palabra positiva alguna hacia las parejas interculturales sino, de nuevo, una retahíla de prejuicios. “El problema es la mentalidad de estas mujeres del Este”, dijo una mujer italiana. “Capturan a nuestros hombres”, afirmó otra señora, a la que siguió el gesto de una tercera mujer que apuntó que el único motivo está en el interés por el dinero de los italianos.

En otro reportaje explicaron cómo funcionan las agencias matrimoniales que ponen en contacto a mujeres del Este con hombres de Italia. De nuevo, nadie defendió que este tipo de páginas para conocer gente y buscar pareja también las usan las mujeres italianas y las de todo el mundo. Por el contrario, el único motivo sobre la mesa es que la mujer busca el dinero y el hombre quiere una mujer guapa, de buen físico, que esté a su disposición y se haga cargo de las tareas domésticas.

El debate de la RAI 1. ampliar foto
El debate de la RAI 1.

El vergonzoso debate terminó con un alegato final para decidir quiénes son mejores, las italianas o las mujeres del Este. Una siberiana que convive con un italiano desde hace 17 años defendió que las mujeres del Este son mejores porque para ellas “la familia y el hombre está en primer lugar, mientras que para las italianas no”, y una italiana respondió que sus nacionales son superiores porque conocen mejor las tradiciones italianas.

Las críticas en las redes sociales se produjeron al instante y dos días después, la mañana de este lunes, el director de RAI 1, Andrea Fabiano, pidió disculpas a través de su cuenta de Twitter y dijo que “los errores hay que reconocerlos siempre”.