Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Equinoccio de Otoño | El hemisferio sur cambia de estación

El mitad sur del continente abandona el verano y entra en la estación de la caída de la hoja

Equinoccio de Otoño
Los colores del otoño. La foto es del año pasado en el valle de Ordesa, en el Pirineo aragonés. / DAVID SANTIAGO GARCIA (GETTY)

Se acabó el verano en el hemisferio sur.  Este lunes entra oficialmente el otoño en la mitad sur del planeta, de la misma manera que en la norte arriba la primavera debido a la llegada del equinoccio de otoño en marzo, momento en el que el día y la noche duran lo mismo debido al cruce del Sol por el Ecuador celeste del planeta.

El equinoccio de otoño ocurre dos veces al año, el 20 o 21 de marzo y el 22 o 23 de septiembre, y ocurre cuando tanto el polo norte como el sur se encuentran a la misma distancia del Sol. En ese momento, la luz se proyecta por igual en ambos hemisferios.

Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico).

De momento, el día y la noche duran lo mismo, pero con el paso de los días las horas de luz se irán prolongando en el norte, al tiempo que disminuirán en el sur. Con el cambio otoñal llega la caída de las hojas de los árboles de hoja caduca.

Las estaciones astronómicas se producen porque la Tierra se traslada alrededor del Sol en una órbita casi circular con su eje de rotación inclinado 66,5º grados respecto al plano de la órbita de forma constante, lo que produce distintas iluminaciones de los hemisferios norte y sur durante el año.

El equinoccio de primavera fue el comienzo del año en prácticamente todos los calendarios de la antigüedad y en varios calendarios aún vigentes como el persa o el indio.

Más información