Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El edificio de madera más alto del mundo está en Noruega y tiene 14 pisos

La construcción, con vistas al puerto noruego de Bergen, consiste en una estructura de madera laminada y pisos modulares prefabricados

Interior de uno de los apartamentos del edificio de madera, con una viga que aguanta las plantas superiores.

Hasta 62 apartamentos es capaz de albergar este edificio enteramente construido de madera en Bergen, en el suroeste de Noruega. El árbol, como se ha llamado a la torre residencial, mide casi 53 metros de altura que se dividen en 14 plantas. La principal ventaja de edificar con madera es que el ensamblaje de las piezas se asemeja a un juego de construcción. “Es muy fácil de trabajar desde un punto de vista industrial, puedes hacer piezas en fábricas alrededor del mundo, traerlas a un lugar y luego puedes construir la casa”, afirma el jefe de proyecto Ole Herman Kleppe.

La madera es un almacén natural de dióxido de carbono, el principal causante del efecto invernadero; además, su producción no emite grandes cantidades de gases contaminantes, como el hormigón o el acero. Y por si fuera poco, se trata según sus promotores de uno de los edificios más seguros de la ciudad frente a los incendios. Los detractores del proyecto, en cambio, creen que la tala masiva de árboles contribuye a la pérdida de los bosques, y por tanto, no hace ningún bien al medio ambiente.