Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

De Niro ofrece 100.000 dólares a quien pruebe la seguridad de las vacunas

El actor ya ha recibido críticas en el pasado por sus posiciones críticas que cuestionan la vacunación en niños

Robert de Niro, el pasado enero en Los Ángeles.
Robert de Niro, el pasado enero en Los Ángeles.

El actor Robert de Niro está dispuesto a dar 100.000 dólares a cualquiera que le ayude a probar que las vacunas son seguras. El actor participó el miércoles junto al abogado medioambientalista Robert F. Kennedy Jr —sobrino del presidente John F. Kennedy— en una discusión sobre la vacunación en niños, y ambos presentaron en Washington el proyecto World Mercury Project Challenge. Una iniciativa con la que premiarán a cualquier persona que lleve a cabo un avance científico que elimine el mercurio, que dicen, tienen muchas vacunas.

Durante la conferencia se sostuvieron posturas como que las vacunas pueden causar autismo —enfermedad que padece el hijo del actor— y que los altos niveles de mercurio en estas pueden hacer enfermar a los más pequeños. Ambas posiciones han sido desacreditadas por la comunidad científica, además de que el mercurio no se utiliza desde 2001. Aunque parece que a ellos les da igual, ya que durante sus 20 minutos de intervención Kennedy dijo que las vacunas han causado “una epidemia de autismo” y culpó a la prensa y al Gobierno estadounidense de esconder la verdad sobre su seguridad. “Estoy contento de estar aquí. Creo que lo que dijo Bobby [Kennedy, que se reunió el pasado enero con el presidente Donald Trump para hablar de su posición sobre este tema] fue genial, elocuente. Yo no lo podría haber dicho mejor. Estoy de acuerdo con él al 100%”, fue todo lo que dijo el intérprete. Eso sí, ninguno de los dos se definen como “antivacunación”, pero sí a favor de “vacunas más seguras”.

El centro estadounidense de prevención de enfermedades  (Center for Disease Control, CDC) ya ha refutado de manera inequívoca cualquier relación entre las vacunas y el autismo en niños, es más, tiene un apartado dedicado a ello en su propia página web.

Tras ser criticado el año pasado por permitir que el festival de cine de Tribeca que cofundó proyectara una película contraria a la vacunación en niños, el actor, de 73 años, se pone de nuevo así en el ojo del huracán. Sobre la polémica generada a raíz del documental Vaxxed, que aseguraba que las vacunas podían provocar autismo, Robert de Niro calificó el miércoles de “censura” que se viera obligado a retirar el filme del desacreditado médico Andrew Wakefield. “Hay mucha información sobre cosas que están pasando en la CDC, las compañías farmacéuticas, muchas cosas que no se están diciendo. Yo, como padre de un niño que tiene autismo, estoy preocupado. Y quiero saber la verdad. No soy antivacuna. Quiero vacunas seguras”, dijo en abril de 2016 en un programa de una cadena de televisión estadounidense.