Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Marruecos bloquea las llamadas gratis de Internet

Miles de internautas protestan contra los tres grandes operadores de telefonía

En Marruecos no se pueden hacer llamadas gratuitas por Internet. Ni Skype, ni WhatsApp, ni Viber, ni Messenger, ni Facetime. Las tres grandes compañías de telecomunicaciones (Maroc Télécom, Inwi y Méditel) se pusieron de acuerdo en enero para bloquear los llamados servicios VoIP (Voz por protocolo de Internet, por sus siglas en inglés) en redes 3G y 4G. El Gobierno marroquí lo permitió a través de la Agencia Nacional de Reglamentación de las Telecomunicaciones (ANRT), que les otorgó legitimidad jurídica para hacerlo. Tal como se temía que iba a suceder, la semana pasada el bloqueo se hizo extensivo a las redes Wi-Fi y ADSL.

Las primeras protestas contra los tres operadores de telefonía consistían en apagar durante dos días -el 16 y el 17 de enero- los móviles. Y fracasaron de forma estrepitosa. Pero ahora que el bloqueo se ha recrudecido también lo ha hecho la táctica de los usuarios. El campo de batalla es Facebook, una excelente red de publicidad para las tres grandes telecos.

El 26 de febrero el empresario marroquí Zak El Fassi promovió una campaña con la etiqueta #opeunlike, que consiste en visitar las páginas de los tres operadores en Facebook y pulsar un “No me gusta”, para reducir su número de seguidores. Los internautas han creado un sitio en Internet para informar sobre los seguidores que pierden las tres compañías, minuto a minuto.

Cinco años después de la primavera árabe, los gigantes de la telecomunicación y el Gobierno marroquí han debido calibrar muy bien la debilidad de las movimientos contestatarios. Y pensarán que las protestas contra el oligopolio no irán más allá de la carta que una niña marroquí de cuatro años residente en Reino Unido le ha escrito a Mohamed VI para que interceda y le ayude a seguir hablando con sus abuelos por Skype; que la revolución no saltará esta vez de Facebook a la calle.