Zara se une al movimiento ‘gender fluid’ con una colección unisex

Inditex sigue la tendencia andrógina que impulsó Gaultier en 1984 y a la que se han sumado otros como David Delfin o Marc Jacobs

Modelos de la colección Ungendered de Zara.

Zara se ha hecho eco del movimiento gender fluid (género fluido, en español) y ha lanzado una colección cápsula —pequeñas líneas que lanzan las marcas dentro de sus colecciones de temporada— llamada Ungendered que explora, a través de 16 piezas, el lado unisex de la moda. La línea está formada por pantalones vaqueros, bermudas, camisetas de algodón o sudaderas que pueden lucir tanto hombres como mujeres. 

La gama de colores de Ungendered también está inspirada en la neutralidad: blanco, negro y gris. Los protagonistas de la campaña son modelos masculinos y femeninos que portan las mismas prendas, demostrando la practicidad de la moda unisex. Los precios de la línea, ya disponibles en la página web de Zara, oscilan entre los 10 y 30 euros.  

Rubén López, portavoz de la asociación LGTB Arcópoli, explica que gender fluid engloba a aquellos que no se sienten identificados con un género concreto o, explicado de otra forma, la idea de que el género no define a las personas. "Los géneros no son estancos. Hay quien no se etiqueta como hombre o mujer. Las etiquetas son convenciones sociales", afirma López, y añade un ejemplo: "¿Cómo se considera un hombre muy femenino? ¿Hombre o mujer? Igual ninguna de las dos cosas". Desde Arcópoli ven con optimismo la iniciativa de Zara, que ayuda a visibilizar al colectivo: "Nos parece fabuloso". 

La estela de Gaultier

El gigante Inditex se suma, de esta forma, a una tendencia que conoce ahora su punto más álgido de aceptación social, pero por la que grandes diseñadores y personajes conocidos llevan décadas luchando. Jean Paul Gaultier fue uno de los primeros modistos que se atrevió a vestir con faldas a los hombres, más allá de las tradicionales kilts escocesas; el francés debutó en 1984 con la línea masculina L’Homme Objet (el hombre-objeto, en español) que rompió todos los moldes de género de la época cuando sobre la pasarela desfilaron un carrusel de modelos portando la, hasta entonces, femenina prenda. Muchos otros, como David Delfín, Ricardo Tisci para Givenchy o Marc Jacobs, han seguido su estela. 

La androginia no es un concepto nuevo y famosos como Marlene Dietrich, David Bowie y, en la actualidad, Tilda Swinton han explotado y jugado con su dualidad. Ziggy Stardust es uno de los múltiples alter ego que utilizó el cantante británico a lo largo de su carrera musical. La estrella del rock con el cabello rojo, mirada alienígena y sexualidad ambigua consiguió pasar al imaginario colectivo con The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, en 1972

El conocido modelo Andrej Pejic, nacido en Bosnia hace 24 años, incluso llegó a desfilar vestido de novia en 2013 para Jean Paul Gaultier. Ellos, los gender fluid, han ayudado a difuminar la línea que separa a hombres y mujeres, al menos en lo que a moda se refiere. Y es que el mundo del arte, desde el Hermafrodito dormido —escultura restaurada por Bernini, copia romana de un original griego del siglo II a.C.— hasta Álex, en la película XXY, de Lucía Puenzo, siempre ha sentido una especial fascinación por aquellos que no cumplen las expectativas de su género.   

Más información