Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Gran pelea de valientes

Ante una presión creciente que amenaza con estrangular la posición, un contraataque violento es casi siempre mejore que una defensa pasiva