Un modelo con cáncer desfila en la Semana de la Moda de Milán

Tras seis meses de quimioterapia Fausto Pino vuelve a las pasarelas de la mano del diseñador John Richmond

La Semana de la Moda de Milán ha visto por primera vez desfilar a un modelo masculino con cáncer. Es Fausto Di Pino, un joven de 26 años que ha desfilado para John Richmond. Su look, una cazadora en tonos oscuros y naranjas y unos pantalones vaqueros. Pero más allá de las prendas, la imagen que saltaba a la vista era la de su rostro, sin cejas ni cabello, debido a las consecuencias de la quimioterapia.

A este modelo italiano le diagnosticaron un linfoma no Hodgkin hace seis meses y tuvo que someterse a tratamiento. Volver a los desfiles fue complicado. Su anterior agencia lo rechazó por dar una imagen "débil y enfermiza", pero ahora ha reaparecido en la Semana de la Moda de Milán, gracias a  la oportunidad que le dio Richmond, quién ha visto en él "la representación de la fuerza y las ganas de vivir". "Ahora sí me siento un modelo. No un maniquí, no solo belleza. Conmigo, la pasarela ha conocido la historia de quien ha vivido y superado el temor de morir", celebra el modelo, que a su llegada lució una camiseta blanca en la que estaba escrito "I'm fine" (Estoy bien).

La recuperación no ha sido fácil. La define como "seis meses de oscuridad" en los que ha adelgazado diez kilos y pasado por recaídas, depresión, náuseas, transfusiones de sangre y fiebres. Una vivencia dura pero que le ha hecho fuerte. Ahora, desde sus redes sociales anima a quienes también tengan cáncer a "no renunciar nunca, luchar siempre hasta el final y con todas las fuerzas". "Nunca te rindas, prepárate, sé positivo, piensa en la vida y en lo bonito que es vivir. Vive día a día, pide ayuda a tus familiares y amigos y no te rindas", aconseja el modelo florentino.

En el backstage de la pasarela de Richmond. Getty Images