Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Manuela Carmena se equivoca

La alcaldesa debería reconsiderar la nueva web de rectificaciones periodísticas

Entre las sorprendentes prioridades del nuevo equipo del Ayuntamiento de Madrid se ha incrustado el lanzamiento de una web, en servicio desde ayer, dedicada a desmentir o rectificar informaciones que no gustan al equipo municipal o no le parecen correctamente recogidas. Mal asunto que el Ayuntamiento de la capital de España, con planes de atacar de inmediato una serie de necesidades sociales, dedique algún esfuerzo a una iniciativa que tiene más que ver con un intento de corregir los desarreglos y las descoordinaciones que están produciéndose en su seno, que con los problemas de los madrileños.

Resulta paradójico que Manuela Carmena, la alcaldesa de Madrid, haya dado su visto bueno a una iniciativa que apunta a la comunicación existente como un problema que debe abordarse institucionalmente. No porque el Ayuntamiento carezca del derecho a crear un medio informativo, sino porque solo es su versión respecto a temas controvertidos. En absoluto es el depositario de una garantía de veracidad, como acertadamente señala la Asociación de la Prensa de Madrid.

Nada que oponer a que se creen portales para informar de la actividad institucional o dar su visión sobre ella, pero no se puede hacer con el objetivo de rectificar las informaciones periodísticas, cuyo ejercicio está regulado a través de cauces jurídicos. La portavoz del Comité Electoral del PSOE afirma que el enfoque de Versión Original es “erróneo”.

Son varias las señales de que algunos de los nuevos poderes constituidos dan ciertas muestras de bisoñez o que parecen equivocarse en lo más fácil. Lo cual introduce la duda sobre su capacidad de abordar los asuntos realmente difíciles. Conviene que Manuela Carmena reconsidere la web lanzada por el Ayuntamiento madrileño y la reoriente seriamente o la retire.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.