Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
TUITOLOGÍA

¿Ama la ambición rubia a la dama de hierro?

Madonna subió a su Instagram una foto ensalzando a Margaret Thatcher y ante el rechazo de los fans, la borró poco después. ¿Cobardía o lealtad a sus seguidores?

Madonna en los premios Grammy 2015.
Madonna en los premios Grammy 2015. REUTERS

Hail Maggie

A los perfiles de un famoso en redes sociales hay que quererlos como se quiere a las personas: por sus defectos. Hay por ahí obras maestras de la estética digital que de tan soberbiamente perfectas que son resultan impenetrables como hay monumentales buñuelos de los que uno no puede apartar la mirada y menos el corazón. Esas son las normas del juego. Luego está el perfil de Madonna en Instagram, que no obedece ninguna de ellas porque se dedica a saltar de la perfección promocional al arrebato de realismo feísta sin oscilación ni aviso. La ambición rubia se estrenó en la red social en 2013 con una foto de su busto sudado y esa estética ha permanecido intermitentemente hasta esta semana cuando, entre foto de revista y frase motivadora, el icono pop ofendió a casi todos sus fans de un plumazo: subió una foto de Margaret Thatcher y la acompañó de una cita: “Si quieres caer bien, es que estás listo a ceder en cualquier cosa, y entonces no conseguirás nada”. Los hashtags que siguieron dejaban claro que estábamos ante un acto de reverencia de un icono a otro. Iban junto a un pie de foto, “¡Gracias, Margaret Thatcher! #sinremordimientos #corazónrebelde”. La foto, y la idea de que la diva podía admirar a la ex primera ministra británica, generó tal rechazo que la cantante hizo lo impensable: la borró. Interprétese esto como un acto de cobardía o de lealtad a sus fans, el caso es que muestra la gravedad de la polémica.

El mensaje de Madonna publicado en su Instagram, y después borrado de su perfil.
El mensaje de Madonna publicado en su Instagram, y después borrado de su perfil.

¿Los opuestos se atraen?

La indignación de sus seguidores es fácil de entender y no porque Thatcher sea uno de los personajes más odiados del siglo XX por su forma de oprimir a los que están fuera del sistema, justo aquellos a los que Madonna siempre ha apoyado. La cantante tiene un porcentaje no pequeño de gais entre sus fans, y Thatcher fue una de las homófobas más militantes jamás elegidas en una democracia europea.

Una cuenta más

Pasado el shock inicial, hay que plantearse si el asunto es para tanto o si bebe de nuestra infalible capacidad para sorprendernos cada vez que un cantante de pop o rock le hace un guiño a la derecha. Porque también podría ser que Madonna decidiera citar a Thatcher solo porque le gustaba la frase, que no es nada improbable porque la máxima es 100% madonniana, y eso no es peor que los cientos de miles que suben a Facebook citas mal atribuidas a Audrey Hepburn. Quizá solo fue eso. Un error, un arrebato de feísmo intelectual. De esos que curan la soberbia perfección, añaden algo de realidad y hacen que no quieras apartar la mirada.