Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
THE NEW YORK TIMES

Globalización de la polución

Las emisiones contaminantes de la fábricas chinas afectan a la costa oeste de EEUU

 Las emisiones de las factorías chinas que fabrican bienes para el mercado estadounidense están contribuyendo a la formación de neblinas tóxicas (smog) de la costa oeste de Estados Unidos, según un nuevo estudio que muestra las dificultades para determinar quién es finalmente el responsable de la polución que afecta al planeta. China se ha convertido en la fábrica del mundo. Y ese comercio, en general beneficioso, también genera enormes emisiones de contaminantes como el dióxido de azufre y los óxidos de nitrógeno, que son rápidamente transportados por los vientos globales —además de contribuir significativamente a los niveles de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero—.

Según la Academia Nacional de Ciencias, las emisiones vinculadas a las exportaciones chinas provocaron en 2006 un incremento de entre un 3% y un 10% en las concentraciones de sulfato en superficie (una combinación de dióxido de azufre y otros gases) en la parte occidental de EE UU. En Los Ángeles, esa polución fue responsable de al menos un día extra de smog por año, en los que se excedieron los límites de contaminación por ozono (...).

El estudio aporta pruebas de que Pekín podría y debería hacer más para reducir la polución, que daña a la población de ese país mucho más que a los estadounidenses. Los autores del estudio calculan que China podría cortar sus emisiones de dióxido de azufre hasta en un 62%, y los óxidos de nitrógeno en un 22%, si exigiera a las fábricas sistemas de eficiencia energética y control de emisiones (...) Esa tecnología está disponible. Lo que se necesita es inversión y voluntad política.

Nueva York, 25 de enero

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.