EL ACENTO

La cultura de la trampa

Las universidades españolas adoptan medidas que penalizan conductas deshonestas como copiar en un examen o plagiar

SOLEDAD CALÉS

La búsqueda de la excelencia en la enseñanza está reñida con el trapicheo y la trampa; por eso muchas universidades están adoptando códigos éticos y normas internas que penalizan las conductas deshonestas. Junto a la matrícula, los alumnos de la Universidad Pública de Navarra, por ejemplo, tienen que firmar ahora una declaración en la  que se comprometen a no utilizar métodos fraudulentos. A no copiar, vamos. Es un propósito tan loable como necesario, pero no va a resultar fácil erradicar viejas prácticas de falsificar exámenes o currículo y plagiar contenidos.

En realidad, estas conductas no son exclusivas de los alumnos (algunos profesores también plagian), ni del mundo universitario (la Guardia Urbana de Barcelona tuvo que repetir en julio una prueba de acceso al cuerpo) y tampoco son muy diferentes de las que se ven en otros ámbitos, como las que afloran en los casos de corrupción que llegan a los juzgados. Todas encuentran un buen caldo de cultivo en cierta cultura de la trampa que viene de lejos. De la ficción a la realidad, del Lazarillo de Tormes al gran Dioni, los pícaros han gozado en nuestra cultura de gran tolerancia y hasta de simpatía popular: en un país de miserias, sus trapicheos eran interpretados como una forma ingeniosa de buscarse la vida.

Pero, contra lo que pudiera parecer, la trampa académica es también frecuente en otras culturas en teoría mucho menos permisivas. En poco tiempo, nada menos que un presidente, el de Hungría, y dos ministros alemanes, el de Defensa y la de Educación, además de un presidente del Bundestag, han dimitido tras saberse que habían plagiado en sus tesis doctorales.

Copiar y plagiar tampoco parece ser un recurso exclusivo de la mediocridad. La muy excelente —y elitista— Universidad de Harvard expulsó en marzo pasado a 60 alumnos por copiar en un examen; una mancha que la universidad trató de ocultar y que llevó a su dirección a espiar los correos de algunos decanos para averiguar quién había filtrado tan nociva noticia.

Nadie parece, pues, libre de pecado. La diferencia está en la respuesta. Mientras en unos lugares se expulsa y se dimite, en otros predomina aún la tolerancia. Sean, pues, bienvenidos estos intentos de cambio.

 

Y ADEMÁS...

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Rusos de altos vuelos

Como en la vida, en el ajedrez conviene mucho mirar más allá de lo aparente Esta partida es un ejemplo muy persuasivo

Del amor al odio en su tierra

Roberto Gómez Bolaños es venerado en América Latina, pero su legado deja detractores y defensores por igual en México

La caída del precio del petróleo fuerza a Maduro a recortar el gasto

El presidente de Venezuela y sus ministros se rebajan el sueldo

Dilma Rousseff: ¿Sabia o traidora?

La presidenta ha sorprendido a propios y extraños con su decisión de colocar a un discípulo de la Escuela de Chicago al frente de la economía brasileña

IMPRESCINDIBLES

La debilidad del Estado en México

La crisis de corrupción e impunidad que atraviesa el país tiene su explicación en cuatro causas que van desde la fragilidad institucional a la economía sumergida pasando por el narcotráfico y la nula fiscalidad

Contra el veneno

Cuando en un país son legales partidos cuyo objetivo es la destrucción de ese país o nación, está claro que el Estado está mal constituido. El nacionalismo aspira a crear una sociedad moldeable, sin discrepancias

Los naranjos del lago Balaton

Lo peor de un programa político no es que no pueda cumplirse, sino que el empeño en aplicarlo tenga efectos perversos sin conseguir sus objetivos. Las buenas intenciones pueden afectar a nuestro bienestar material

LA CUARTA PÁGINA

Novela, música y poesía

Las notas que a lo largo del tiempo ha ido escribiendo el último premio Cervantes han servido para alimentar una obra en la que ha manifestado interés por las más distintas formas de expresión y por el pensamiento

Renovar el pacto ciudadano

Necesitamos un cambio radical que garantice a todos una vida digna

Cataluña: ¿nación o Estado?

La única legalidad posible será la que surja de refundar la Constitución de 1978

Sonido y ruido

Hoy: distinciones, confusiones y al final, como siempre, el estilo

Epidemiología de la corrupción

Si el mal se propaga entre los funcionarios, el sistema entrará en colapso

¿Por qué una solución federal?

Es la culminación natural y lógica del Estado de las autonomías

Corrupción, urbanismo y opacidad

Tanto las reclasificaciones como las recalificaciones de suelo han llegado a superar el 1.000 % el valor anterior

Una pésima decisión contra el SIDA

El Decreto de Troncalidad impulsado por el Ministerio de Sanidad es un paso atrás en la lucha contra la enfermedad

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana