Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
CARTAS AL DIRECTOR

Deuda militar y objeción fiscal

Mientras parece haber desaparecido de la agenda gubernamental cualquier voluntad de preservar la supervivencia de los servicios públicos, la continuidad del entramado bélico no es cuestionada por los distintos Gobiernos españoles, seguramente por ser todos ellos responsables de la acumulación, solo en programas especiales de armamento, de más de 31.000 millones de euros de deuda militar (660 euros por persona si tuviera que ser repartida entre los 47 millones de habitantes del país). De tener que ser devuelta de golpe, eso representaría un tercio del total de deuda que España ha de afrontar este ejercicio. La objeción fiscal a los gastos militares aparece, por tanto, como una necesaria y organizada reacción de rechazo a los recortes sociales y a esa llamativa contradicción en el discurso institucional que tanto ha favorecido el incontrolado gasto en armamento.— Jesús Paz. Zaragoza.