CARTAS AL DIRECTOR

Deuda militar y objeción fiscal

Mientras parece haber desaparecido de la agenda gubernamental cualquier voluntad de preservar la supervivencia de los servicios públicos, la continuidad del entramado bélico no es cuestionada por los distintos Gobiernos españoles, seguramente por ser todos ellos responsables de la acumulación, solo en programas especiales de armamento, de más de 31.000 millones de euros de deuda militar (660 euros por persona si tuviera que ser repartida entre los 47 millones de habitantes del país). De tener que ser devuelta de golpe, eso representaría un tercio del total de deuda que España ha de afrontar este ejercicio. La objeción fiscal a los gastos militares aparece, por tanto, como una necesaria y organizada reacción de rechazo a los recortes sociales y a esa llamativa contradicción en el discurso institucional que tanto ha favorecido el incontrolado gasto en armamento.— Jesús Paz. Zaragoza.

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Osasuna frena al Sporting

Las Palmas y Girona acechan a los asturianos, segundos, y se colocan a tres puntos del líder, el Betis, que se consolida en la primera plaza de una zona alta muy igualada

Otra ausencia de Charlene en Mónaco

La princesa no asistió a una de las grandes cita del año en el Principado, el Baile de la Rosa Las especulaciones aumentan

Rossi se impone en el GP de Qatar

EFE

El italiano vuelve a subirse a los más alto del podio en la primera carrera de la temporada Otros dos italianos, Dovizioso e Iannone, completaron el podio. Márquez, vigente campeón, fue quinto. La última vez que hubo un podio sin ningún español fue hace 10 años (China 2005)

EL PAÍS RECOMIENDA

“Vengo de una época pasada que ha desaparecido”

CLIVE DAVIS Glasgow

Van Morrison publica un disco de duetos con viejos amigos

Andalucía tiene a toda una generación en el abismo

e. codina / r. limón Málaga / Sevilla

Los jóvenes afrontan un paro del 59% o trabajos con 11.021 euros de sueldo

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana