La ‘reina’ Kate, desnuda también en Italia

Los abogados de los duques presentan hoy una demanda mientras la difusión de la fotos prosigue, ahora en en la revista 'Chi'

Vídeo: Reuters-LIVE / Foto: Alberto Pizzoli (AFP)

Las fotos serán carísimas, pero no valen un duro. La revista italiana Chi, del grupo editorial Mondadori –propiedad de Silvio Berlusconi--, acaba de lanzar una edición extraordinaria bajo el título “¡la reina está desnuda!” en la que se muestra el toples de Kate Middleton durante sus vacaciones en la Provenza francesa junto a su marido, el príncipe Guillermo de Inglaterra. El reportaje, de 17 páginas, contiene 19 fotografías de la pareja durante su estancia en un castillo. En siete de ellas, más bien borrosas, aparece la duquesa sin la parte superior del biquini. Un escándalo… que no se detiene pese al anuncio de que los duques van a llevar hoy mismo el asunto a los tribunales de Francia, país en el que se vieron por primera vez las imágenes. "Se ha cruzado la línea roja", advirtieron los portavoces de la casa real británica al ver las primeras imágenes en toples de Catalina. El reportaje se hizo durante los últimos días del mes de agosto mientras la pareja pasaba unas vacaciones en una residencia familiar en el sur de Francia. Kate se quitó la parte de arriba del biquini para tomar el sol junto a su marido.

En el reportaje de Chi, el resto de las fotos, más o menos nítidas, de la “gran exclusiva” muestran al joven matrimonio en actitudes tan comprometedoras como colocar una toalla azul en una tumbona, retirar la toalla azul, pasear por la terraza con un vestido rojo –ella—o unas bermudas celestes –él--, o aplicarse mutuamente protector solar en los hombros. Hay, eso sí, una en la que ella, de espaldas al respetable, se rasca distraídamente el trasero. Bajo esa foto, de las más borrosas, la revista de Berlusconi informa en letras de un rojo chillón: “Los monárquicos ponen el grito en el cielo: ¿se ha visto alguna vez así a una futura reina?”. No queda ahí la cosa. La revista también contiene un análisis de un tal Paolo Santanchè bajo el título: “El pecho de Kate: ¿natural u operado?”.

El caso es que no hay nada nuevo bajo el sol. Una pareja famosa que, creyéndose a salvo de los fotógrafos, toma el sol relajadamente mientras un paparazzi y su potente teleobjetivo hacen de las suyas. Los agraviados –en este caso la realeza británica—que intentan que las fotografías no se publiquen, y las revistas –hace unos días la francesa Closer y ahora la italiana Chi—que parecen preferir una posible multa al filón de una edición extraordinaria. Desde hoy, los italianos pueden acudir a los quioscos y, por dos euros, ver las fotos borrosas de una muchacha en biquini llamada Kate Middleton.

 

 

 

 

 

 

 

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Corresponsal en Italia y el Vaticano

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana