El nuevo Consejo de Administración de Telemadrid toma posesión

"Lo que no quieras que se sepa, no es que no lo digas, es que ni lo pienses", responde Aguirre sobre si piensa privatizar la cadena

Los 17 miembros del Consejo de Administración de Radio Televisión Madrid (RTVM) han tomado esta mañana posesión de sus cargos en un acto en la Asamblea madrileña al que han asistido, entre otros, la presidenta y el vicepresidente regionales, Esperanza Aguirre e Ignacio González. Uno por uno, han jurado o prometido sus cargos los nuevos miembros de este órgano, que fueron elegidos el pasado miércoles en el pleno de la Asamblea: 10 por parte del PP, 5 del PSOE y dos de IU.

Esta legislatura serán 17, y no 18, quienes formen parte del Consejo, ya que UPyD renunció al representante que le correspondía al entender que el ente público madrileño no cumple con tres requisitos indispensables para una televisión pública, es decir, la objetividad, la pluralidad y el cumplimiento de su función de servicio público. Por el PP repiten en el Consejo Manuel Soriano, Arturo Moreno Garcerán, Rafael Rodríguez-Ponga, Jorge Rábago, Pilar Marcos y Cristina Losada, y se incorporan cuatro nuevos consejeros: Miguel Ángel López del Pozo, Tomás Cuesta Franco, Elena Cerezo y Covadonga Fernández González.

Por el PSM, continúa en el órgano de administración de Telemadrid el secretario de Comunicación y Estrategia del partido, Eduardo Sotillos, y se incorporan Roberto Tornamira, secretario general de FES UGT Madrid, Nicolás Rodríguez, Dolores Agudo y Silvia Gómez. Y en nombre de IU estarán presentes Luis María González y Borja Goñi. El acto ha tenido lugar en la sala institucional de la Asamblea de Madrid e IU había pedido que se quitara el crucifijo de la sala. Lo que sí presidía el acto eran las banderas de España y de la Comunidad de Madrid y una foto del Rey.

Tras el acto, los medios de comunicación han preguntado a la presidenta regional por sus planes para RTVM, a lo que Aguirre ha evitado responder y, entre sonrisas, se ha limitado a decir: "Lo que no quieras que se sepa, no es que no lo digas, es que ni lo pienses".