Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Camps desafía a los manifestantes que piden ver TV3

El presidente de la Generalitat posa en Castellón junto a las pancartas a favor de que se reponga la emisión de la televisión pública catalana.-Concentración en Alicante contra la censura

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, ha sido recibido en Castellón al grito de "Volem TV3", cuando acudía esta tarde a inaugurar la rehabilitación del Teatre del Raval. Medio centenar de personas le esperaba a las puertas del teatro con pancartas a favor de la continuidad de las emisiones de la televisión pública catalana. Y lejos de eludir la protesta, Camps se ha bajado de la furgoneta en la que se traslada estos días, aquejado de una hernia discal, y se ha acercado a los manifestantes, pero no con el fin de hablar con ellos, sino únicamente para posar a su lado.

Su acción ha tenido el efecto esperado y una nube de flases ha seguido sus pasos, mientras que el ánimo de la protesta se crispaba. Bajo la vigilancia de más de una docena de policías, los manifestantes no han cejado, en cualquier caso, de entonar la banda sonora de El Padrino, y de lanzar consignas que acabaron con un "libertad de expresión, Camps a la prisión".

Dentro del teatro, notablemente afectado por su dolencia, el presidente valenciano ha dicho que se ha propuesto "subir a todos los escenarios que haga falta para demostrar que este Gobierno está a disposición de los ciudadanos".

Mientras, unas 500 personas se han concentrado ante la sede del Consell en Alicante contra la censura y a favor de la recepción de la señal de TV3 en Alicante, que desconectó hace unas semanas Acció Cultural del País Valencià, propietaria de los repetidores, ante el aluvión de multas de la Generalitat.

El actor Xavi Castillo ha sido el encargado de leer el manifiesto, en el que se achaca el cierre de repetidores y las sanciones económicas a que "el Gobierno valenciano no puede soportar que los ciudadanos tengan acceso libre a un medio de comunicación que no puede controlar, ni manipular". El actor ha ironizado sobre Zaplana -"yo con él tenía los espectáculos resueltos"-, y sobre los trajes de Camps -"que los devuelva"-, entre risas del público.

Los manifestantes han exigido que se retiren los expedientes sancionadores contra Acció Cultural y piden al Gobierno de España, especialmente al Ministerio de Industria, que frene "el autoritarismo del Gobierno valenciano", reclamando su titularidad de los repetidores y garantizado la señal de los cuatro canales de la televisión autonómica catalana.