Argumentos a favor y en contra

Solo IU, BNG y algunas plataformas de ciudadanos no respaldan la participación de España en los ataques contra Libia

EL PAÍS Madrid 21 MAR 2011 - 14:54 CET

El Congreso de los Diputados decidirá este martes si apoya o no la intervención militar de España en Libia. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dispondrá de un tiempo ilimitado para exponer a la Cámara la posición del Ejecutivo a favor de los ataques contra Libia, respaldada por una resolución de la ONU, y también para contestar a los portavoces, que tendrán diez minutos cada uno para fijar sus posiciones.

Todo parece indicar que el Hemiciclo dará su apoyo a Zapatero. La mayoría de los grupos políticos se ha manifestado a favor de la intervención porque la consideran necesaria para salvaguardar al pueblo libio. Solo IU y BNG, que suman cuatro diputados, presumiblemente dirán "no", por el temor a que Libia se convierta en un nuevo Irak o Afganistán.

Fuera del Congreso, los sindicatos se han manifestado a favor de la operación militar, al igual que numerosos intelectuales, que un día protestaron por la guerra de Irak y hoy consideran "un mal menor" esta intervención y quieren dejar claro que esta misión no es comparable a la de Irak porque cuenta con el apoyo de claro de la ONU.

Otras plataformas sociales, sin embargo, están en contra de la intervención porque la ven como otra guerra para conseguir petróleo, encabezada por potencias que tienen grandes intereses económicos en Libia.

Partidos políticos

El presidente del PP, Mariano Rajoy, tendrá una posición "receptiva" este martes en el Congreso. Tras ser informado de la situación por Zapatero, quiso dejar claro que siempre apoyaría a los aliados y dijo que "la obligación básica de la comunidad internacional y de cualquier demócrata responsable, sensato y con sentimientos es defender lo más importante que tenemos en el mundo, que son las personas, su vida y sus derechos individuales".

"Se trata fundamentalmente de evitar que una persona que se erige en juez de la vida de los demás pueda seguir bombardeando y atentando contra seres humanos y personas inocentes", opinó Rajoy, quien destacó la urgencia de intervenir para "evitar que haya atentados contra personas y una masacre contra ciudadanos inocentes".

Por el momento, España ha puesto a disposición de la OTAN sus bases de Rota y Morón, así como medios navales y aéreos para que se pueda poner en marcha el embargo de armas y la zona de exclusión aérea. Hoy, dos F-18 han realizado su primera misión, vigilar el mantenimiento de la zona de exclusión aérea.

Para el secretario general de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, la resolución es "necesaria y equilibrada", aunque lamenta que no haya llegado antes. Al igual que Rajoy, el portavoz de CiU también expresó su apoyo "a todas las decisiones que el Gobierno español tendrá que emitir". A juicio del secretario general de Esquerra Republicana, Joan Ridao, se ha producido un "retraso exasperante" por parte del Gobierno y la Unión Europea, pero apoya totalmente la resolución, ya que considera que el apoyo al pueblo libio es legítimo. El presidente del PNV en Bizkaia, Andoni Ortuzar, cree que "algo había que hacer" en Libia desde la comunidad internacional porque la actuación de Gadafi "era insostenible".

Pero el apoyo a la resolución de la ONU no es compartido por todos los partidos. El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha resaltado que, aunque "respeta y acata" la resolución de la ONU, no la comparte ante el temor de "un nuevo protectorado en Libia, como ha ocurrido con Irak o Afganistán". Desconfía de la eficacia de la exclusión aérea y considera que la solución tiene que pasar "por el aislamiento de Gadafi y el embargo de armas", medidas que el diputado de IU considera más eficaces.

Por su parte, el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) ha manifestado a través de su portavoz en el Congreso, Francisco Jorquera, que "no es de recibo" que Naciones Unidas decida intervenir en Libia al mismo tiempo que "se aplaude" que Arabia Saudí envíe tropas a Bahréin para "aplastar" a la oposición. "Creemos que las intervenciones militares lo único que hacen es engangrenar los problemas, como así demuestra la situación de Irak y Afganistán", ha afirmado Jorquera.

Sindicatos

Los sindicatos CC OO y UGT coinciden en que es necesaria la rapidez en las actuaciones. Sus líderes, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez ,apoyan la intervención internacional en Libia y respaldan a Naciones Unidas y al Gobierno de Zapatero por haber apoyado la moción.

Méndez cree que la rapidez es necesaria "porque la impresión que tenemos es que la masacre puede seguir". Toxo, por su parte, confía en que no se haya llegado tarde, "tan tarde como para que la masacre se haya consumado ya".

Artistas e intelectuales

Representantes del mundo de la cultura coinciden en que la intervención internacional es "un mal menor". Ellos fueron quienes en su día gritaron contra la guerra de Irak y por eso hoy quieren dejar claro que ambos casos no son comparables: el conflicto libio está avalado por una resolución de la ONU, mientras que la guerra de Irak estuvo motivada por una decisión unilateral del Gobierno de George Bush a espaldas de Naciones Unidas. Pese a que en noviembre de 2002 la ONU aprobó la resolución 1441 mediante la cual se requería a Irak la realización de las inspecciones ordenadas referidas a la existencia de armas de destrucción masiva, esta resolución no contemplaba la invasión del país que se produjo posteriormente.

Para el cantante Miguel Ríos, no tienen nada que ver porque en Libia "hay gente que está sufriendo, y la conciencia de cualquier ser humano de cualquier ideología es parar esa masacre". En opinión de la escritora Almudena Grandes, en este caso la comunidad internacional se ha visto obligada "a elegir entre la masacre de civiles inocentes o el peligro de crear un conflicto armado". El actor Juan Diego cree que sí hay que intervenir en Libia porque es un "pueblo que se ha levantado contra un tirano". "Si en España y en Europa estamos disfrutando de la libertad, tenemos que ayudar a conseguir que esa libertad llegue al mayor número posible" de personas.

Organizaciones No Gubernamentales

Tras conocerse la decisión de la ONU de intervenir militarmente en Libia, Amnistía Internacional instó a todas las partes a que la protección de la población civil sea la "máxima prioridad". El director general de Investigación y Programas Regionales, Claudio Cordone, celebró el "gran énfasis" en la protección de la población civil de Libia que se refleja en la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU, pero reclamó "a todas las partes del conflicto, incluidas las fuerzas externas que actúen bajo la autoridad del Consejo de Seguridad, que pongan la protección de los civiles por encima de cualquier otra consideración".

Cruz Roja se ha manifestado en el mismo sentido. El Comité Internacional ha exigido a las partes en conflicto en Libia que pongan especial atención en la distinción entre combatientes y civiles, tal como establece el derecho internacional humanitario. "Los ataques directos contra la población civil están estrictamente prohibidos por el derecho internacional humanitario", ha afirmado el director general de la CICR, Yves Daccord, en un comunicado oficial. Recuerda también que la legislación en materia humanitaria "también prohíbe la utilización de escudos humanos". "Los ataques indiscriminados están por consiguiente estrictamente prohibidos", dijo.

Plataformas sociales

Aturem la Guerra es uno de los grupos sociales que está en contra de la intervención militar en Libia. Varios centenares de personas se manifestaron en Barcelona el fin de semana contra la misma, con el lema "Ni tiranías, ni ocupaciones, solidaridad con los pueblos en lucha". Uno de los portavoces de la plataforma, Pere Ortega, dijo que están en contra del ataque aliado a Libia porque "las bombas que caen desde el cielo no distinguen a militares y a civiles", y no tienen claro que la intervención militar exterior resuelva el conflicto interno. Considera que ha habido un "interés desmesurado" por parte de algunas potencias por intervenir en Libia y ha apostado por no intervenir militarmente, pero sí aislar totalmente a Gadafi y "sobre todo no comprar petróleo ni gas".

Por otro lado, un centenar de personas se manifestó este fin de semana en Granada para apoyar las revueltas populares árabes y en contra de la intervención militar de la OTAN en Libia, convocados por el Foro Social de Granada. Los manifestantes corearon lemas como "No más sangre por petróleo".

Redes sociales

A lo largo del fin de semana, el tema #noalaguerra ha estado entre los temas más comentados en Twitter. También proliferan en la red social Facebook los grupos en contra de la guerra que ahora focalizan sus críticas en los bombardeos sobre Libia.

Otras noticias

El presidente del PP, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa tras la reunión que hoy ha mantenido en Pamplona el Comité de Dirección del PP. / JESÚS DIGES (EFE)

El músico Daniel Johnston en Xalapa, México. / DANIEL MORDZINSKY

¿Adónde mira Daniel Johnston?

Una tarde de concierto en México con un mito periférico de la música ‘indie’ encerrado en un trastorno bipolar

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana