Jiménez dice que España "cumplirá sus obligaciones" ante una intervención en Libia

La ministra de Asuntos Exteriores inicia en Egipto una gira que la llevará también a Siria, Jordania y Líbano

NURIA TESÓN / MIGUEL GONZÁLEZ | El Cairo 13 MAR 2011 - 20:50 CET

Archivado en:

"Más vale tarde que nunca", ha contestado el secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa, a la pregunta de si el apoyo de su organización a la zona de exclusión aérea sobre Libia no llega demasiado tarde. Pero quizá sea nunca, porque la comunidad internacional se mueve con la lentitud propia de las negociaciones políticas, mientras que la maquinaria bélica de Gadafi avanza con rapidez hacia Bengasi , capital de la sublevación. Tras reunirse esta tarde con la ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, Musa ha dejado claro que lo que acordó el sábado la Liga Árabe fue dirigirse al Consejo de Seguridad de la ONU para pedirle que impida a Gadafi el uso de aviones y helicópteros contra su población. No se trata, en su opinión, de una intervención militar -aunque requiera medios militares e implique la destrucción de las aeronaves que desobedezcan la prohibición- sino de una operación humanitaria dirigida a frenar el derramamiento de sangre. Aún así, la pelota queda en el tejado del Consejo de Seguridad de la ONU, donde China y Rusia tienen poder de veto.

También la ministra española se ha remitido a las Naciones Unidas y ha eludido concretar la participación española en el dispositivo que debe imponer la zona de exclusión aérea hasta conocer "los términos en que el Consejo de Seguridad se pronuncia". Eso sí, ha subrayado: "Desde luego, siempre vamos a apoyar la resolución que se adopte y posteriormente cumpliremos nuestras obligaciones en coordinación con nuestros socios y aliados" de la UE y la OTAN. Es lo más lejos que hasta ahora ha ido un responsable político a la hora de dar por sentada la participación española en la hipotética intervención.

Con todo, Jiménez ha calificado de "valiente" el llamamiento de la Liga Árabe, que ha atribuido al empeño personal de Musa, quien ha pasado por alto los reparos de Siria y Argelia, alegando que la decisión se tomó, al menos formalmente, por unanimidad.

Musa se reunirá mañana con la Alta Representante de la UE, Catherine Asthon, para abordar la convocatoria de una cumbre tripartita entre los Veintisiete, la Liga Árabe y la Unión Africana, sobre el conflicto de Libia, como acordaron los mandatarios europeos en Bruselas el pasado viernes.

Jiménez acudió a la sede de la Liga Árabe -en una esquina de la plaza Tahrir, epicentro de la revuelta que derrocó a Mubarak el pasado 11 de febrero- tras entrevistarse con el ex director general de la Organización Internacional de la Energía Atómica Mohamed El Baradei, quien aspira como Musa a la presidencia de Egipto . Ambos se oponen al referéndum para reformar diez artículos de la Constitución egipcia que debería celebrarse el próximo día 19; aunque, como todo el proceso de transición en este país, está en el aire. Pese a sus aspiraciones presidenciales, Musa mantuvo estrechas relaciones con Mubarak . No así los cinco representantes de la Coalición Jóvenes del 25 de enero -un conglomerado heterogéneo, del que forman parte los Hermanos Musulmanes, que actuó como motor de la revuelta- a quienes Jiménez ha recibido esta noche en la residencia del embajador español en Egipto.

La transición española se enseñará en Egipto

Los representantes de la coalición Jóvenes del 25 de enero, que toma su nombre de la fecha en que comenzaron las movilizaciones contra Mubarak, han pedido esta noche a Trinidad Jiménez que se organice seminarios en Egipto sobre la transición española. Quieren escuchar a políticos que vivieran aquella etapa y a mandos militares españoles que enseñen a sus colegas egipcios el respeto a los principios democráticos. "Nuestro proceso no es idéntico al español, pero lo vemos como el ejemplo más similar y podemos aprender de su experiencia", ha explicado Basen Fathy, del partido Ghad de Ayman Nur.

Al encuentro con la ministra española de Exteriores han asistido también Bassem Samir, de la Academia democrática de Egipto; y Bassem Kamel y Mohamed Arafat, de la Asamblea Nacional para el Cambio de Mohamed El Baradei; además de Esraa Abdelfatah, fundadora del movimiento opositor Seis de Abril. Los jóvenes también han pedido a Jiménez que España "ayude a la economía egipcia con inversiones" y que se congelen las cuentas de cualquier miembro del depuesto régimen egipcio en España.

Otras noticias

La ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, y el secretario general de la Liga Árabe, Amr Musa, se dirigen a los medios tras el encuentro que ambos han mantenido en El Cairo (Egipto). / SERGIO BARRENECHEA (EFE)

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana