Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El Gobierno planea suprimir algunos colegios profesionales

Aprobará en las próximas semanas una ley de servicios profesionales para liberalizar sectores

El ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, ha anunciado que el Gobierno aprobará en las próximas semanas una nueva ley de servicios profesionales para liberalizar distintos sectores y superar "rigideces" que incluirá, según ha explicado, la eliminación de algunos colegios profesionales, aunque no ha precisado cuáles. Con este anuncio, se concreta un poco más lo anunciado por José Luis Rodríguez Zapatero en el Congreso el pasado mes de diciembre. En su intervención en un desayuno informativo organizado por la agencia Europa Press, el ministro ha indicado que se trata de una ley "difícil y compleja" porque incorporará al funcionamiento de los profesionales la "superación de trabas administrativas y colegiales" e introducirá "más liberalización" en el ejercicio de la mayoría de las profesiones.

A modo de ejemplo, ha recordado que en un periódico no sólo escriben periodistas titulados -para ejercer esta profesión no hace falta haber cursado Ciencias de la Información y tampoco se requiere estar colegiado-. Al hilo, se ha preguntado si los colegios profesionales son "imprescindible" en el ejercicio de todas las profesiones, si la necesidad de colegiación obligatoria actual tiene sentido en todos los casos, o si están justificadas las actuaciones de los ingenieros en función de si tienen el título superior. En este punto, Jáuregui ha recordado que es ingeniero técnico y la polémica histórica que éstos han mantenido con los ingenieros industriales sobre si los primeros pueden firmar proyectos hasta una determinada envergadura.

"Esta vieja regulación va a ser superada"

"Toda esta vieja regulación que establece rigideces en el ejercicio de cada una de las profesiones va a ser superada", ha subrayado Jáuregui, quien ha eludido concretar más la nueva ley, limitándose a indicar que la norma pretende "agilizar, liberalizar y reducir costes" en muchos de los procesos "ineficaces" del sistema o mercado interior español. Tampoco su ministerio ha ampliado a posteriori la información a preguntas de este diario. Aunque no ha señalado a qué colegios concretos afectarán las reformas, Jáuregui si ha cuantificado sus efectos al decir que la norma agilizará el ejercicio profesional de casi un 30% de los licenciados.

El ministro ha enmarcado estos cambios en el proceso reformista que está llevando a cabo el Gobierno y que, según ha destacado, exigirá un periodo largo y una serie de reformas "rigurosas y difíciles", entre las que también ha citado la de pensiones, la reducción del déficit, la reforma laboral, la mejora de la Justicia o la necesidad de incrementar el peso de la industria hasta el 18% del PIB español. "No hay otra alternativa a esta política reformista, las reformas de hoy son el futuro de mañana", ha sentenciado Jáuregui, tras insistir en que el Gobierno asume este proceso reformista como una "responsabilidad histórica" que está decidido a llevar a cabo.

En diciembre, Zapatero pidió cinco años más para culminar todos estos cambios y ya habló de modernizar "instituciones laborales", que han demostrado una "rigidez crónica". En su discurso, habló de la intención del Ejecutivo de "introducir reformas que propicien la competencia y reduzcan el corporativismo en estructuras y servicios profesionales". En 2008, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) instó a acabar con la colegiación obligada en determinadas profesiones por considerar que puede limitar la competencia y pidió que se redefinan las funciones de los colegios profesionales. En el año 2006, según datos de la CNC, había más de un millón de profesionales colegiados, lo que supone el 6% del empleo total en España, el 30% de los ocupados universitarios y el 40% de los ocupados con doctorados.