Garzón en La Haya: "La vida sigue"

El juez suspendido de forma cautelar en la Audiencia Nacional inicia su periodo de siete meses en La Haya.- Ocampo: "Siempre supe que vendría".- Garzón: "¡Qué seguridad, parece el fiscal de la Corte Penal Internacional!"

NATALIA JUNQUERA (Enviada especial a La Haya) 24 MAY 2010 - 21:38 CET
ESPECIAL: Garzón, un juez ante la Justicia

Luis Moreno-Ocampo se lo había pedido muchas veces desde que se convirtió en fiscal jefe de la Corte Penal Internacional (CPI). Y el juez Baltasar Garzón siempre le había respondido que no, que no podía trabajar para él en La Haya porque estaba muy ocupado con sus casos en el juzgado número cinco de la Audiencia Nacional española. Ya no.

La réplica del cuadro de Pablo Picasso que colgaba en su despacho en la Audiencia Nacional como recuerdo del bárbaro bombardeo de Gernika durante la Guerra Civil se ha mudado ahora a un cuarto mucho más pequeño en la ciudad holandesa. El magistrado español siempre lo tiene enfrente allá donde trabaja. Donde va él, va el cuadro. Y ahora él está en La Haya.

-¿Cómo ha encontrado al juez Garzón, señor Ocampo?

-Fenomenal. Bueno, un poco más gordito.

-Sabía que lo ibas a decir, replica el aludido.

El fiscal jefe de la CPI arranca una sonrisa al magistrado español en su primer día de trabajo juntos. El juez ha llegado cansado, con catarro y una ligera afonía, pero al final de la jornada se le nota contento. Hasta su humilde despacho -como todos los de este tribunal- han subido muchos compañeros, algunos españoles, para darle la bienvenida.

Sobre la mesa tiene sus primeros deberes, por el momento confidenciales. "Mi labor aquí es la de consultor. Vengo a colaborar en lo que pueda, en función de mi experiencia. No puedo abrir investigaciones. No vengo como juez. Vengo a hacer lo que me pida el fiscal", asegura Garzón. "Me encuentro bien, un poco abrumado. Esto es un reto profesional importantísimo porque es un ámbito que conozco sólo desde la perspectiva teórica, pero no práctica. La dificultad de investigar sobre el terreno, de obtener pruebas, el no disponer de una fuerza policial propia, tener que garantizar la seguridad de los testigos... Todo es mucho más grande. En vez de dos centenares de víctimas, tenemos dos millones y medio. Para mí va a ser muy enriquecedor porque voy a ver los crímenes que siempre he perseguido desde una perspectiva única", añade.

Cuando empezó a trabajar en la Audiencia Nacional, hace 22 años, Garzón se prometió a sí mismo que no se iría hasta vivir el fin del terrorismo de ETA: "Lo sigo pensando. Pero la vida sigue. No fue bueno planteárselo como un reto personal".

El magistrado sabe ya que si vuelve, nada será como antes. Y en la Corte Penal Internacional muchos le ven como el sustituto ideal del fiscal Ocampo, al que le quedan dos años de mandato. De hecho, el fiscal ha acudido de nuevo a él porque antes de irse quiere dejar establecido un manual de operaciones, un protocolo de métodos de investigación "y para eso Garzón es perfecto". Y añade: "El fiscal de la Corte Penal Internacional lo deciden los Estados. Está ayudándome a mí. Si lo quieren poner... Garzón tendrá que decidir, es un apasionado de la justicia universal".

El juez aclara que de momento la única posibilidad que contempla abarca siete meses. La Haya es conocida como "la capital mundial de la justicia". Y "el juez del mundo", como Ocampo suele llamarlo, llega a la ciudad en un momento en el que en España se ha limitado por ley la jurisdicción universal. "La justicia universal ha sufrido un retroceso en el orden legislativo en España con una norma que la limita, pero que ya ha sido abordada por el defensor del pueblo en una resolución de enero de este año, que dice que hay que interpretarla a favor de la investigación, y en ese sentido hay un campo muy amplio de interpretación".

Garzón mira por la ventana del edificio de la Corte Penal Internacional. Hace un día espléndido, pero desconfía. "¿Y la niebla?" Aún no tiene casa en La Haya. Pero este lunes hizo sus primeros amigos.

Otras noticias

El juez de la Audiencia Nacional inicia sus siete meses en la CPI / NATALIA JUNQUERA

Últimas noticias

Ver todo el día

Indígenas y campesinos, “dueños” del 70% de los bosques mexicanos

Un sistema de propiedad de la tierra único en el mundo puede ser la clave para salvar a la naturaleza de América Latina

Anulado el segundo ERE de Vaersa por negar información a sindicatos

El Tribunal Superior de Justicia obliga a devolver las condiciones laborales a 98 empleados. La empresa pública planteó rebaja de salarios y cambios de categoría a estos trabajadores. La Generalitat estudia plantear un recurso ante el Tribunal Supremo

Centro Penitenciario de Alcalá de Guadaíra

Entrada en la cárcel de Isabel Pantoja: protocolo de ingreso en prisión

Mexicans say “enough is enough” at huge protest rally

Tens of thousands from all walks of life call for changes to prevent another Iguala case

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana