Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey regresa a Madrid y recibe al presidente Zapatero

El monarca abandona la Clínica Planas, donde se recuperaba tras la extirpación de un nódulo en un pulmón

El Rey regresa a Madrid y recibe al presidente Zapatero

Don Juan Carlos ha abandonado este mediodía el centro médico privado Clínica Planas, de Barcelona, donde se recuperaba tras ser ingresado cuatro días después de una operación de un nódulo en el pulmón derecho en el Hospital Clínic, el pasado 8 de mayo. El Monarca, de 72 años, se ha reincorporado ya en Madrid esta tarde al trabajo con absoluta normalidad y ha despachado con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

A su llegada al Salón de Audiencias de la Zarzuela, el jefe del Ejecutivo le ha preguntado al Rey por su salud. Posteriormente han posado juntos para la prensa y se han reunido durante aproximadamente tres cuartos de hora en los que han conversado sobre la crisis económica y el plan de ajuste del Gobierno.

Los médicos de la Clínica Planas, el centro de tratamientos antienvejecimiento, rehabilitación y estética donde el Rey se somete a exámenes periódicos, permitirán que trabaje en su despacho. Don Juan Carlos ha realizado trabajos de fisioterapia para recuperar la capacidad pulmonar. Con todo, el príncipe Felipe seguirá representándolo como "suplente de excepción" en algunos de los próximos actos oficiales. Entre ellos está la inauguración el próximo lunes del Museo del Fútbol en Las Rozas (Madrid), que preveía contar con la presencia del Rey. En su lugar acudirá don Felipe.

Ni radioterapia ni quimioterapia

Tras la operación, el equipo médico afirmó que se trataba de un tumor "benigno" y descartó "al 99%" que se tratara de un cáncer. Por ello, confirmó que no sería necesaria "ni radioterapia ni quimioterapia". Cuatro días después fue dado de alto y los médicos previeron que podría volver al trabajo en 15 días.

El nódulo fue detectado durante la revisión anual de 2007 pero no había sufrido modificaciones hasta este año, cuando uno de los médicos del centro decidió investigar su evolución. Se practicó un nuevo estudio PET-TAC el 28 de abril, que indicó que se habían producido cambios, según informó el Palacio de la Zarzuela.

El nódulo había crecido, medía 19x12 milímetros, estaba en la región apical del lóbulo superior del pulmón derecho, que no infiltraba pleura, pero tenía actividad. Ante las sospechas de que pudiera tratarse de un tumor canceroso, los médicos consideraron necesario extirparlo y realizar un estudio anatomopatológico.