Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos un ex consejero de Turismo de Unió Mallorquina y un empresario balear por presunta corrupción

Los arrestos de Francesc Buils y Cinto Farrús están relacionadas con la Operación Voltor/Inestur de financiación irregular, que provocó la expulsión de UM del Gobierno de Baleares

El ex consejero de Turismo de Baleares por Unió Mallorquina (UM) Francesc Buils y el empresario mallorquín Cinto Farrús han sido detenidos esta mañana en Palma de Mallorca por presunta corrupción. Las dos detenciones están vinculadas a la Operación Voltor/Inestur de supuestos contratos y financiación irregular y que ha provocado la expulsión de UM del Gobierno de Baleares, Ayuntamiento de Palma y Consell de Mallorca, quedando el PSOE en minoría.

Los detenidos, por orden de la Fiscalía de Anticorrupción, han sido acusados de delitos de malversación de fondos públicos y fraude, según fuentes policiales. Además de Buil y Farrús, dos trabajadores de una empresa han sido también arrestados por la policía por su presunta participación en los hechos. La policía registra este mediodía la sede de una empresa ubicada en Par Bit, en Palma.

Buils es el segundo ex consejero del Gobierno de Baleares que preside Francesc Antich, del PSOE, que pasa por la comisaría de policía. Cinto Farrús logró con el PP y renovó con UM y el PSOE el negocio de la explotación de los informativos de la radiotelevisión pública IB3. Farrús es un potentado con inversiones inmobiliarias insulares e internacionales y gracias a las concesiones del Gobierno de Jaume Matas, del PP, montó un grupo propio de televisión y radio.

Como consecuencia del estallido en febrero del escándalo de la Operación Voltor/Caso Inestur, han sido arrestados cinco ex altos cargos de Unió Mallorquina (UM), entre ellos dos ex presidentes del partido -los ex consejeros de Turismo Miquel Nadal y del Consell de Mallorca Miquel Àngel Flaquer-, dos directores generales del Gobierno balear -el ex gerente del Instituto Turístico y ex director general de Calidad Ambiental, Antoni Oliver- y el ex director general de Promoción Turística, Joan Sastre. Entre los arrestados hay además negociantes y empresarios supuestamente beneficiados por concesiones y adjudicaciones de servicios informáticos, consultorías, mercadotécnica, viajes, imagen y publicidad mediante contratos públicos desde el entorno institucional controlado por UM.

El pasado 9 de febrero, Nadal y Flaquer, los principales imputados de esta causa, quedaron en libertad provisional tras pagar una fianza de 100.000 euros. Ambos se han retirado de la vida pública y están imputados en otros casos.