Un ex futbolista hondureño dado por muerto aclara que está vivo

Jorge Urquía jugó con la selección de su país los Mundiales de México'70, Alemania'74 y España'82

EFE Tegucigalpa 9 DIC 2009 - 14:46 CET

El futbolista hondureño Jorge Urquía, quien como delantero jugó para la selección de su país, el Olimpia de Tegucigalpa y los equipos españoles Alavés y Mallorca, ha desmentido las informaciones acerca de su muerte y posó sonriente para la web de un diario local.

"Es una broma de mal gusto, hay gente que me desea el mal y por eso dijeron que me había muerto", ha explicado Urquía en la edición diario deportivo Diez, que publicó una foto del ex futbolista, sonriente, en su casa tras conocer el revuelo que causó la noticia.

"Me extrañó que un montón de gente me había venido a buscar", ha comentado Urquía, de 61 años, cuyo supuesto fallecimiento fue divulgado inicialmente por la radio HRN y se regó como pólvora por el resto de la prensa.

El Indio Urquía, como se le conoce en Honduras, se inició en el fútbol hondureño a finales de la década de 1960 en el Atlético Indio, de Tegucigalpa. Después fue contratado por el Olimpia, al que estuvo ligado hasta inicios de los 70, cuando viajó a España para jugar en la segunda división con el Alavés, y luego en las filas del Mallorca.

De Urquía, quien sufrió problemas de alcoholismo, se recuerda su entrega incansable en la cancha y su capacidad goleadora, por lo que fue convocado a varias selecciones de Honduras, la última vez para el hexagonal de 1981 en Tegucigalpa, eliminatorio del Mundial de España de 1982, al que clasificó el país centroamericano. También integró las selecciones de Honduras para los mundiales de México'70 y Alemania'74.

En el Alavés español, Urquía jugó con el argentino Jorge Valdano, otrora delantero del Real Madrid. Urquía formó parte de una generación de futbolistas hondureños que en los años 70 destacaron en el fútbol local y después viajaron a España, como el delantero Jorge Brand y el defensor Miguel Angel Matamoros, con quienes jugó en el Olimpia.

A finales de los años 70 Jorge Urquía regresó a Tegucigalpa y volvió a las filas del Olimpia, donde anunció su retirada. Cuando se creía que su carrera había acabado, el entrenador José de la Paz Herrera, quien lo dirigió en el Olimpia, lo convocó en 1981 para un hexagonal en Tegucigalpa.

Otras noticias

El deportista en su casa de Tegucigalpa. / EFE

Últimas noticias

Ver todo el día

Rousseff y Levy, forzados a entenderse

Las suspicacias entre la presidenta brasileña y el ministro de Economía fisuran más a un Gobierno en crisis

Cuba y EE UU intentan trazar una agenda de derechos humanos

Ambos países fijar en un encuentro la metodología de un diálogo sobre un tema en el que tienen “profundas diferencias”

Casi 10.000 personas visitan los jardines de Muñoz Ramonet

El exterior de la casa del la calle Muntaner se ha podido visitar los fines de semana de los últimos tres meses

EL PAÍS RECOMIENDA

Días negros en la Francia de Vichy

Álex Vicente París

Una exposición reexamina en París los tiempos de la colaboración con Hitler

Demostrado: el espejo no miente

Un algoritmo puede calcular la edad de una persona con solo verle la cara

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana