Un ex futbolista hondureño dado por muerto aclara que está vivo

Jorge Urquía jugó con la selección de su país los Mundiales de México'70, Alemania'74 y España'82

EFE Tegucigalpa 9 DIC 2009 - 14:46 CET

El futbolista hondureño Jorge Urquía, quien como delantero jugó para la selección de su país, el Olimpia de Tegucigalpa y los equipos españoles Alavés y Mallorca, ha desmentido las informaciones acerca de su muerte y posó sonriente para la web de un diario local.

"Es una broma de mal gusto, hay gente que me desea el mal y por eso dijeron que me había muerto", ha explicado Urquía en la edición diario deportivo Diez, que publicó una foto del ex futbolista, sonriente, en su casa tras conocer el revuelo que causó la noticia.

"Me extrañó que un montón de gente me había venido a buscar", ha comentado Urquía, de 61 años, cuyo supuesto fallecimiento fue divulgado inicialmente por la radio HRN y se regó como pólvora por el resto de la prensa.

El Indio Urquía, como se le conoce en Honduras, se inició en el fútbol hondureño a finales de la década de 1960 en el Atlético Indio, de Tegucigalpa. Después fue contratado por el Olimpia, al que estuvo ligado hasta inicios de los 70, cuando viajó a España para jugar en la segunda división con el Alavés, y luego en las filas del Mallorca.

De Urquía, quien sufrió problemas de alcoholismo, se recuerda su entrega incansable en la cancha y su capacidad goleadora, por lo que fue convocado a varias selecciones de Honduras, la última vez para el hexagonal de 1981 en Tegucigalpa, eliminatorio del Mundial de España de 1982, al que clasificó el país centroamericano. También integró las selecciones de Honduras para los mundiales de México'70 y Alemania'74.

En el Alavés español, Urquía jugó con el argentino Jorge Valdano, otrora delantero del Real Madrid. Urquía formó parte de una generación de futbolistas hondureños que en los años 70 destacaron en el fútbol local y después viajaron a España, como el delantero Jorge Brand y el defensor Miguel Angel Matamoros, con quienes jugó en el Olimpia.

A finales de los años 70 Jorge Urquía regresó a Tegucigalpa y volvió a las filas del Olimpia, donde anunció su retirada. Cuando se creía que su carrera había acabado, el entrenador José de la Paz Herrera, quien lo dirigió en el Olimpia, lo convocó en 1981 para un hexagonal en Tegucigalpa.

Otras noticias

El deportista en su casa de Tegucigalpa. / EFE

Últimas noticias

Ver todo el día

La reforma de la inmigración y la historia de la población hispana

La reforma no es sino uno de los numerosos aspectos relacionados con la población de lengua española que Estados Unidos y sus ciudadanos deberán abordar en el futuro

La memoria rescatada de los mexicanos linchados

EE UU, en pleno cambio demográfico y social, redescubre la historia de las víctimas latinas de la violencia ‘anglo’

“Nunca habíamos visto a las FARC tan comprometidas”

EL PAÍS RECOMIENDA

Un colegio excelente también es un buen caladero yihadista

Pablo Guimón Londres

Los expertos sostienen que el caso de las británicas que viajaron a Siria refleja que la Red es clave en la radicalización

La literatura sin final

Autores de distintas generaciones relatan los viajes de ida y vuelta en sus textos

Lo más visto en...

» Top 50


Webs de PRISA

cerrar ventana