Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Secuestro en el Índico

Chacón: "Todas las opciones legales para liberar al atunero 'Alakrana' están abiertas"

La vicepresidenta De la Vega asegura que el Gobierno hará "lo que esté en sus manos"

La ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguró hoy que el "Gobierno baraja todas las opciones para liberar" a los tripulantes del pesquero Alakrana -secuestrado por piratas somalíes- y, entre ellas, no excluyó una intervención militar. En declaraciones a Cuatro recogidas por Servimedia, Chacón afirmó que la "prioridad" es que estén "libres, sanos y salvos", para lo cual, "todas las opciones legales están abiertas".

Entre las gestiones que ahora se están realizando, añadió, está el refuerzo de la presión militar, el de las gestiones diplomáticas, y el envío de equipos de inteligencia e información para liberar al pesquero "cuanto antes".

La ministra explicó que la "sensación" de que el secuestro "va para más largo" que el del Playa de Bakio, que duró seis días, es porque los secuestradores pertenecen "al mismo clan" que mantuvo retenidos durante cuatro meses a un buque alemán Hansa Stavanger.

Además, agregó, se trata de piratas "perfectamente organizados" que cuentan con "bufetes de abogados en Londres". Ello, puntualizó, demuestra que la situación de Somalia no se soluciona con una operación militar porque "la causa del problema está en tierra".

El negocio "más rentable" de la costa africana del océano Indico, afirmó la ministra, es "ser pirata", de ahí que se combata contra los "Estados fallidos" en los que "no gobierna nadie" y sirven de acogida a terroristas.

Una vez más, la responsable política de las Fuerzas Armadas pidió a los pesqueros que busquen "caladeros alternativos" ante el "riesgo elevadísimo" de faena en esas aguas o bien refuercen las medidas de "autoprotección".

Chacón les pidió, nuevamente, que adopten medidas como vallar el barco, colocar cañones de agua, sirenas de alto voltaje y llevar seguridad privada a bordo porque "el cien por cien de seguridad no existe" en una zona que, según la ONU, es el "mar más peligroso del mundo" para pescar.

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha recalcado, por su parte, que el Ejecutivo hará todo lo que esté en sus manos, en el ámbito de la ley, para conseguir la liberación del atunero vasco Alakrana secuestrado por piratas somalíes en aguas del Océano Indico.

"Para nosotros es prioritario. Estamos redoblando todos los esfuerzos desde el punto de vista militar, de inteligencia, desde el punto de vista diplomático, para que se produzca, cuanto antes, esa liberación", ha señalado De la Vega en declaraciones a la Cadena COPE.

La vicepresidenta ha recordado que los pesqueros faenan en la zona con unos elementos de seguridad que antes no existían, aunque "a veces no son suficientes y ocurre lo que ha ocurrido". De la Vega se ha dirigido a las familias de los tripulantes del Alakrana, para trasladarles que "toda la atención" del Gobierno está dirigida ahora a lograr su liberación, para lo que está "redoblando todos los esfuerzos" desde el punto de vista militar, de inteligencia y diplomático.

"También entendemos la preocupación que pueden tener, ya con carácter general, en cuanto a los riesgos que se asumen pescando en una zona de esa naturaleza, pero esto también forma parte de su trabajo", ha agregado la vicepresidenta, quien ha explicado que el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, habló ayer con el primer ministro de Somalia, y que el embajador español está en contacto con el ministro del Interior de ese país.

Asimismo, ha recordado la colaboración con los servicios de inteligencia de los países que integran la Operación Atalanta contra la piratería en Somalia y ha recalcado que se está haciendo "todo lo que, en el ámbito de la ley, está permitido hacer" para liberar el pesquero.

"Es el momento de poner ahí toda la carga. Tiempo habrá para seguir con un debate que es importante, que es interesante, en el ámbito parlamentario y de la propia comunidad internacional", ha respondido De la Vega al ser preguntada por las críticas a la falta de seguridad de los atuneros españoles en comparación con los de otros países que faenan en la zona.

Seguridad a la carta

A la posibilidad de cambiar las leyes para que soldados de Infantería protejan los barcos españoles frente a la piratería se ha referido también el ministro de Fomento, José Blanco, quien ha dicho que "no se puede hacer seguridad a la carta".

En una entrevista en Antena 3, Blanco ha subrayado que, no obstante, "todas las opiniones serán escuchadas y sobre todas habrá que reflexionar".

Blanco también ha comentado, justificando sus palabras de que no se puede hacer una seguridad a la carta, que "cuando se atraca una joyería, no se pone un policía en cada joyería" y, por ello, ha apostado por una Plan nacional de seguridad y, a partir de ahí, "ir tomando decisiones".

Ha puntualizado que las reflexiones no caen en saco roto y ha apostado por esforzarse para que, de una u otra forma, se garantice la seguridad de la zona.