Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una maternidad justificó en 1964 robos de niños diciendo que habían muerto

Las irregularidades han quedado documentadas en una investigación encargada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica

Los responsables de la maternidad de la calle de O'Donnell de Madrid alegaron una inexistente epidemia de otitis para justificar la desaparición de al menos ocho niños nacidos en esta clínica en 1964 y supuestamente arrebatados por el franquismo a sus padres, a los que dijeron que habían muerto. Así lo asegura el informe que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha utilizado para ampliar su denuncia sobre los llamados "niños perdidos del franquismo" y en el que se afirma que en ocho casos concretos de 1964 la causa de fallecimiento alegada -otitis- era "totalmente increíble" para esa "época y edad".

El estudio ha sido realizado para la asociación por el sociólogo Francisco González de Tena, que ha estudiado las desapariciones de recién nacidos en esa maternidad desde 1940 hasta su cierre, y ha sido incorporada a la denuncia que tramita el Juzgado de Instrucción número 23 de Madrid sobre los niños que fueron separados de sus padres tras la Guerra Civil.

El sociólogo relata el caso concreto de la niña Beatriz Soriano Ruiz, nacida el 3 de enero de 1964 en esa clínica y que le fue retirada a su madre dos días después alegando que "era la norma habitual". Subraya González de Tena que cuando la familia intentó ver a la niña se le comunicó que había contraído una infección y que tenía que estar aislada y añade que el 17 de enero, "ante la insistencia" para verla, se les comunicó que había muerto "sin añadir causa ni circunstancias" y que había sido incinerada, un fallecimiento que, según el Archivo Regional, consta registrado el día 18 de enero.

Según el estudio, la información adicional de la que dispone la familia de la niña -que no ha sido facilitada al sociólogo cuando se personó el pasado día 15 en el Archivo Regional de la Comunidad de Madrid- es que el mismo 18 de enero de 1964 fallecieron otras siete niñas "en idénticas circunstancias y alegando la misma patología: otitis". Para González de Tena, a los familiares de la niña el presunto fallecimiento les resulta "una especie de epidemia fantasmal, toda vez que no se conocen datos estadísticos que acrediten ni un solo caso de fallecimiento por esta causa en neonatos y en fechas tan tardías para la medicina infantil como 1964".

Esta afirmación la argumenta el sociólogo en la "extensa bibliografía de la época consultada" -enumerada en el informe- que se refiere a esta causa de muerte, "totalmente increíble para época y edad". Por ello, entiende que sólo una investigación judicial con todas las garantías "puede esclarecer lo que existe de verdad en este y otros casos similares".

Por otra parte, la ARMH ha recurrido la decisión del Tribunal Supremo de rechazar su personación y la de otras asociaciones y familiares de desaparecidos durante la Guerra Civil y el franquismo en la tramitación de la querella por prevaricación interpuesta contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón. Además, solicitan la nulidad de las actuaciones en este momento procesal y anuncian su intención de presentar recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.