Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba admite que la Policía filmó pero no identificó a uno de los huidos del 11-M

Los agentes no reconocieron al terrorista cuando vigilaban la casa de Santa Coloma de Gramanet en la que estaba refugiado

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha admitido esta mañana que los agentes del Cuerpo Nacional de Policía no reconocieron a Daoud Ouhane, uno de los huidos del 11-M, cuando vigilaban la vivienda de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) en la que estaba refugiado, en el marco de una investigación por terrorismo islamista. "No lo detectaron, si no, lo hubieran detenido", ha afirmado Rubalcaba.

Según publica hoy El Mundo, agentes de la Brigada Provincial de Información de Barcelona grabaron en dos ocasiones a Ouhnane, tres meses después de los atentados de Madrid, en el transcurso de las pesquisas que culminaron en la Operación Tigris, contra una red de reclutamiento y envío a Irak de muyaidines.

Ouhanne es sospechoso de haber sido uno de los terroristas que colocaron mochilas con explosivos en los trenes de la matanza del 11-M. Sus huellas dactilares aparecieron en una de las mochilas bomba, en la casa de Morata de Tajuña donde se prepararon los explosivos y en la casa de Leganés donde se suicidaron varios de los responsables de la masacre.

Rubalcaba ha trasladado que la Policía supo que se trataba de Ouhnane cuando un testigo afirmó en 2008 que el argelino había pasado en 2004 por la vivienda de Santa Coloma vigilada. Según esto, tras la declaración del testigo, los agentes recurrieron a las imágenes grabadas y se percataron de que uno de los hombres que habían grabado era el huido del 11-M.