Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Wyoming desvela que el vídeo de vejación a una becaria era un montaje

El 'fake' abre un debate deontológico sobre los límites para conseguir audiencia (La Sexta) y la necesidad de contrastar la información (Intereconomía TV).- El periodista señala que sólo trataba de probar la ineptitud de Intereconomía

Era un montaje. Un vídeo del periodista José Miguel Monzón, alias El Gran Wyoming, en el que el presentador del programa El Intermedio, vejaba reiteradamente a una becaria de este programa por no realizar bien su trabajo, ha desatado durante todo el fin de semana una enorme polémica en Internet. El debate se centraba en si se trataba de un montaje de la cadena para dar publicidad a su programa o si realmente sucedieron los hechos que se ven el vídeo, emitido por Intereconomía TV y colgado en el portal YouTube. Al final, el propio Wyoming desveló la pasada noche en su programa que todo se trataba de un montaje para ridiculizar a Intereconomía, cadena con la que mantienen un duro enfrentamiento.

Intereconomía, en su programa El gato al agua, ha respondido también este lunes al montaje, criticando la actitud de La Sexta y asegurando que volverían a emitir las imágenes "porque se trata de un delito", según aseguró Xavier Horcajo, conductor de Más se perdió en Cuba, el programa de Intereconomía que difundió el vídeo el pasado sábado.

Lejos de disipar la polémica, la revelación de Wyoming de que todo se trataba de un fake (como se conocen en Internet los vídeos falsos), abre el debate sobre los límites de las cadenas de televisión para conseguir audiencia (en lo que se refiere a la actuación de La Sexta) y para contrastar las noticias que emiten y comprobar su veracidad (en lo que concierne a Intereconomía TV).

El vídeo fue emitido el pasado 31 de enero por el programa Más se perdió en Cuba de Intereconomía TV, una cadena que mantiene un duro enfrentamiento con La Sexta y, en particular, con el citado periodista. En el vídeo, se ve al Gran Wyoming en un ensayo de su programa, un magazine humorístico sobre las noticias de actualidad, que se emite en directo de lunes a viernes. En el mismo, una becaria se acerca a la mesa donde Wyoming está ensayando, y el presentador la emprende con ella, reprendiéndola violentamente por haber interrumpido el ensayo. Cuando tanto la presentadora Beatriz Montáñez como una persona de producción intentan calmar a Wyoming, recordándole que se trata de una becaria que cobra 300 euros al mes, el presentador, lejos de calmarse, arrecia en sus ataques contra la becaria.

"Me da igual, ni becaria ni hostias, ni que gane 300 euros como si gana 300 millones. Yo sé lo que gano yo y por qué me lo gano. Es que es verdad, joder, al final resulta que como no cobra un puto duro no tiene por qué hacer su puto trabajo. ¡Y no tiene ni puta idea, coño!", señala Wyoming.

En el programa del lunes de El intermedio se desveló el montaje. Las imágenes fueron grabadas por el equipo del programa y remitidas por email al programa de Intereconomía, que picó el anzuelo y, sin comprobar la fuente, las emitió el pasado sábado como una "exclusiva mundial". En realidad, la grabación se efectuó con un móvil para dar más verosimilitud al engaño, aunque también se recogió por las cámaras del programa. Al final del vídeo falso, aparece la presunta becaria sosteniendo un cartel en el que se leía "Os la hemos colado", según se vio en el programa.

En el mismo se explicó que el vídeo falso se mandó por email al programa de Intereconomía desde una dirección de correo electrónica anónima y que los responsables de esta cadena en ningún momento se pusieron en contacto ni con el presunto remitente del email ni con la dirección de El Intermedio o el propio Wyoming para comprobar la veracidad de las imágenes. El vídeo fue colgado en YouTube, y difundido ampliamente en los foros de Internet. Tanto La Sexta como Intereconomía se acusan mutuamente de haberlo colgado en YouTube para su difusión.

La estrategia de Wyoming ha sido la alimentar la intriga desde todos los frentes con el objeto de conseguir una gran audiencia como si se tratara del final de un culebrón o de una telenovela. Y lo ha conseguido. Toda la cadena estaba involucrada en el montaje. La portavoz de La Sexta, Ana Porto, informaba a los medios el domingo, cuando comenzó a emitirse el vídeo, que no sabía nada del asunto. Este lunes, cuando el vídeo ya batía récords en Internet (el propio programa El Intermedio se vanaglorió de que había conseguido 250.000 visitas en YouTube, "más que el porno"), la portavoz remitía a los medios al programa que se emitiría a partir de las 21.30 de la noche. El programa Se lo que hicisteis de La Sexta, que se emite por la tarde, se hizo eco del vídeo sin desvelar que se trataba de un fake para alimentar la expectación.

Pero el gran momento de gloria para Wyoming llegó a las 21.30. Abrió el programa señalando que al final del mismo explicaría el polémico vídeo. Y lo hizo. Tras emitir los ataques de Intereconomía tanto a él como a la presentadora Montañez, dio paso a un gran corte publicitario. Y desveló el pastel. Al final del vídeo emitido por Intereconomía parecía la becaria con el citado cartel de "os la hemos colado" y otro cartel sostenido por Wyoming en el que se leía: "Soy cabrón pero no tanto". La gracia estaba hecha y ahora tocaban las justificaciones: "Nuestra intención en estos tiempos en los que algunos medios convierten cualquier rumor en noticia era sólo comprobar los mecanismos de control periodístico que pone en marcha Intereconomía en una filtración anónima de este tipo, que ha sido ninguno", señalaba Montáñez.

Al margen de la pelea ideológica entre medios y la batalla de las audiencias, el incidente plantea algunos problemas deontológicos. Respecto al programa de La Sexta, por ejemplo, ¿se puede emitir el apaleamiento falso de un mendigo o la vejación de un empleado para que pique la cadena rival y haga el ridículo? Respecto a Intereconomía TV el dilema es aún mayor, ¿se puede difundir cualquier información que denigre a nuestros enemigos comerciales o ideológicos sin comprobar la fuente?

El debate se aviva porque programas de La Sexta suele recurrir a montajes supuestamente cómicos para ganar audiencia. Uno de los más sonados fue el de El Follonero, quien en su programa Salvados, contrató a una actriz para que se hiciera pasar por una premiada en el sorteo de la lotería de Navidad que había hecho añicos el boleto en el bolsillo de una bata que metió en la lavadora, provocando la solidaridad de la gente que acudió al centro comercial donde se habían distribuido las participaciones.

Intereconomía se defendió ayer. El presentador de Más se perdió en Cuba, Xabier Horcajo, indicó tras ver las imágenes del montaje: "No me retracto de nada. Las imágenes que nos remitieron daban cuenta de un delito, y cuando tienes un delito entre manos no te paras a pensar si es un montaje". Otros intervinientes en el programa El gato al agua señalaron que la "escenificación de un delito con la intención de engañar es un delito y podría ser denunciable".

El supuesto incidente está siendo ampliamente difundido por Internet. Como en la web Menéame, un ejemplo de la Red 2.0 en el que los internautas mandan las noticias que consideran más importantes, o Soitu.

El Gran Wyoming es uno de los presentadores de TV más populares (lalistaWIP)

La conversación entre Wyoming y la falsa becaria

Aparece la becaria y se dirige a la mesa donde están Wyoming y la presentadora Beatriz Montañez ensayando el programa.

Wyoming. "¿Por qué estás aquí cuando estamos trabajando?"

La becaria le da unas explicaciones:

W. "No, perdona, yo también leo el guión. ¡Se lo das después, joder, que estamos ensayando¡ ¡Coño! ¿Que pasa?, ¿yo no estoy aquí?"

La becaria baja la cabeza y se aleja de la mesa. Wyoming la frena a gritos.

W.: "¿Donde vas? Perdóname, no te vayas, que estoy hablando contigo, ¡coño! Es que siempre es igual, joder. Aquí la gente entra y sale como le sale de los cojones, pasa por delante de la cámara... hace lo que le sale de los huevos. Joder, no os replanteáis el trabajo a los demás...".

Beatriz Montáñez intenta tranquilizar a Wyoming. "Venga, ya déjalo", le dice. Pero sólo consigue irritar aún más a Wyoming.

W. "¡Ya déjalo, no, coño! Estoy hablando con ella. Tú no te metas".

Wyoming se vuelve a dirigir a la becaria:

W. "Cuando estas tú trabajando abajo voy a ver yo qué coño haces? ¿Te voy a tocar los cojones ahí, con el tecladito? Pues déjame trabajar a mí en paz también. Esto es un puto cachondeo, joder. Estoy hasta los huevos ya, coño. Luego, ¿quién da la cara aquí?".

Wyoming estrella los papeles del guión contra la mesa con furia. Alguien se acerca a su mesa y le informa de la situación laboral de la becaria.

W. "Me da igual, ni becaria ni hostias, ni que gane 300 euros como si gana 300 millones. Yo sé lo que gano yo y por qué me lo gano. Es que es verdad, joder, al final resulta que como no cobra un puto duro no tiene porqué hacer su puto trabajo. ¡Y no tiene ni puta idea, coño!

La becaria vuelve a alejarse de la mesa.

W. "Pues que me traigan gente cualificada que haga su trabajo y no toquen los huevos. Y ahora tengo que hacer un programa en directo y no tengo ni putas ganas. Me iba a mi casa, joder. ¡Joder, es que ya está bien, coño! ¡La tía esta de los cojones! ¡Y siempre son las mismas...!".

Más información