Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
ATENTADO DE ETA EN BILBAO

ETA despide el año con un atentado contra la sede de EiTB en Bilbao

Los terroristas avisaron una hora antes de la explosión.- El estallido causa importantes daños materiales en el edificio.- Localizado atado a un árbol en un monte cercano el dueño del vehículo que los terroristas cargaron con unos cien kilos de explosivo

ETA ha despedido el año 2008 como 2006, con un atentado con coche bomba. En aquella ocasión fue contra el aparcamiento de la T-4 en Barajas (Madrid) y causó dos muertos. Ayer, miércoles, una furgoneta bomba colocada por tres terroristas explotó en Bilbao minutos después de las once de la mañana junto a la sede de la radiotelevisión autonómica vasca (EiTB) y otros medios de comunicación sin causar víctimas. Sólo ha habido un herido leve, un trabajador de Antena 3 al que la explosión le ha afectado un tímpano.

Las instalaciones habían sido desalojadas una hora antes tras recibir los bomberos un aviso de un comunicante anónimo en nombre de la banda terrorista. La voz que avisó del atentado era una grabación distorsionada. El fuerte estallido, en un atentado en el que los terroristas han empleado unos 100 kilos de explosivo, causó importantes daños materiales en la fachada del edificio, formada por cristaleras que se vinieron abajo.

La furgoneta estaba justo debajo de la redacción de EiTB. Cuando los trabajadores volvieron a sus puestos comprobaron que había daños en el techo y cristales, y que la zona más afectada era la redacción Digital y el comedor de la empresa. No obstante, pudieron montar el informativo en euskera de las 14.00 y el de las 15.00 en castellano. La radio pública vasca también volvió a emitir en breve con normalidad su programación.

La explosión provocó el incendio de una autocaravana que se encontraba aparcada en la zona, lo que originó una gran columna de humo. Los artificieros de la Ertzaintza y los agentes de la Policía Municipal que se encontraban en el lugar resultaron ilesos. La zona quedó acordonada en un perímetro de 100 metros.

Localizado el propietario del vehículo

El vehículo utilizado para el atentado es una furgoneta Citroën Jumpy, robada y con matrícula BI-6008-CU. El mismo comunicante anónimo que avisó de la bomba dijo también que en una zona de monte de la localidad de Arrigorriaga, próxima a la depuradora de agua de Venta Alta, se encontraba un hombre atado a un árbol. Fuentes de la lucha antiterrorista han confirmado que fue localizada una persona en este lugar en las condiciones descritas por el supuesto portavoz de ETA y que se trataba del propietario del vehículo. Además, los terroristas usaron el teléfono móvil del hombre para llamar a los bomberos.

En el momento del aviso había unas 400 personas dentro del inmueble, central del grupo de comunicación público vasco y sede también de otros medios como, Deia, Antena 3, Expansión, El Mundo, Onda Cero y Marca. Los trabajadores fueron desalojados, al igual que las personas que estaban en la estación central de autobuses de Bilbao, Termibus, cerrada dos horas, entre las 10.30 y las 12.30, según su responsable, Santiago Momeñe, así como la sede de la Hacienda vizcaína. El edificio atacado, de 31.000 metros cuadrados y reformado en abril de 2007, da a la antigua Feria de Muestras, situada frente al estadio de San Mamés.

El atentado afectó a una quincena de servicios de autobuses de recorrido medio -a San Sebastián y Vitoria- y sólo a uno de largo recorrido, a Barcelona. El autobús de este servicio que finalmente salió dejó en tierra a cinco pasajeros, a los que la empresa de transporte de viajeros les puso un taxi a Zaragoza para que allí pudieran coger el vehículo. El metro de Bilbao cortó sólo una salida, la que da a Termibus, pero no el servicio.

En el hospital de Basurto, los pacientes del pabellón Revilla, que da a la zona del edificio de EiTB, fueron trasladados a otra área. Los visitantes y el servicio médico también fueron desalojados.

La televisión autonómica vasca era objetivo de ETA, como señala la documentación requisada en mayo de 2008 al presunto número dos de ETA, Xabier López Peña, Thierry, tras su detención en Burdeos. También los comunicados de la banda y sus zutabes (boletines internos) ponían en el punto de mira a EiTB. Así, en septiembre de 2007 ETA amenazaba en un comunicado: "Dan palizas a los ciudadanos, les detienen y les espían y después utilizan a EiTB como instrumento de intoxicación y desinformación".

Robado un segundo coche

Sobre el modo en que obraron los terroristas, los propietarios de un Citroën C-2 habían denunciado poco antes del atentado en una comisaría de Bilbao el robo de su coche a mano armada. Según fuentes de la investigación, se cree que éste fue el vehículo usado por los tres terroristas para huir.

El líder de los socialistas vascos, Patxi López, el del PP, Antonio Basagoiti, y el de EB, Javier Madrazo, se acercaron hasta la sede de EITB para condenar el ataque. El lehendakari, Juan José Ibarretxe, decidió no cambiar su mensaje de fin de año para "no dar más protagonismo" a ETA. "Tienen la caradura de decir que es para construir el pueblo vasco y qué manera más curiosa de construir, destruyendo edificios", afirmó Ibarretxe al visitar el edificio.

ETA cometió su último atentado el pasado 2 de diciembre, cuando asesinó a tiros al empresario Ignacio Uria en Azpeitia (Guipúzcoa).

Segundo ataque a la prensa en 2008

El atentado contra la sede de la radiotelevisión vasca ha sido el segundo ataque de la banda terrorista a la prensa en 2008. El 8 de junio pasado, una mochila cargada de amonal hizo un agujero de cuarenta metros cuadrados en los talleres del diario El Correo en el polígono de Torrelarregitia de la localidad vizcaína de Zamudio. El pasado 4 de julio, ETA atentó, con un artefacto explosivo de entre tres y cinco kilos, contra un repetidor de EiTB colocado en la Sierra de Elgea, en Álava. Asimismo, los terroristas colocaron un coche bomba el 14 de junio de 2003, día en el que se constituían los ayuntamientos salidos de las elecciones municipales de esa primavera, contra el mismo edificio en el que hoy se encuentra la sede del grupo de comunicación autonómico, aunque por aquel entonces también se encontraba en el inmueble Antena 3. De hecho, el artefacto, que fue desactivado por la Ertzaintza, estaba orientado a la sede de la cadena. Por último, el 7 de mayo de 2000, José Luis López Lacalle, colaborador de 62 años del diario El Mundo, fue asesinado a tiros en Andoain. Apenas quince días más tarde, Santiago Oleada Elejabarrieta, director financiero de El Diario Vasco moría por tiros de los pistoleros de la banda. Una semana antes, el periodista Gorka Landaburu sufrió heridas en las manos por el paquete bomba que los terroristas dejaron en su buzón.

Fracasaron en el primer intento para robar una furgoneta

Los miembros de ETA que perpetraron el atentado contra la sede de EiTB en Bilbao intentaron robar una primera furgoneta, pero la resistencia de la conductora, que llegó a atropellar a uno de los terroristas, lo impidió, ha informado Vasco Press. Tres miembros de ETA intentaron apoderarse de una furgoneta conducida por una mujer a las 8.20 en el barrio de Buyagoitia, en Arrigorriaga. Los terroristas hicieron indicaciones a la mujer para que se detuviera, se colocaron delante, pero la conductora se negó y no paró su vehículo. Uno de los terroristas llegó a encaramarse al vehículo y acabó atropellado. La mujer logró escapar y evitar el robo.

Más información