Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cárcel de Carabanchel ya tiene licencia de derribo

Interior aún no ha notificado la fecha de la demolición de la antigua cárcel

El Ayuntamiento de Madrid ya ha concedido al Ministerio del Interior la licencia de demolición para que tire la antigua cárcel de Carabanchel, tal y como se acordó en el convenio firmado entre ambas instituciones, que preveía el mes de octubre como fecha probable de inicio para las labores de derribo. "Pilar Martínez [delegada de Urbanismo] me dijo que ya habíamos dado la licencia de derribo, pero no sé cuándo va a demoler el Gobierno la cárcel, no sé si nos lo han notificado, aunque supongo que tendrán que hacerlo por cuestiones de prevención de riesgo y ordenación de espacio", ha apuntado el primer edil durante la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.

Además, ha insistido de nuevo en que ésta es "una oportunidad para mejorar el ámbito, para mejorar las dotaciones para los vecinos, para tener más viviendas, muy necesarias en esa zona", y opinó que "con la cárcel de Carabanchel pasa como con la Modelo u otras instituciones penitenciarias que ha habido en diferentes espacios de Madrid".

"Lógicamente, el desarrollo de las ciudades las expulsa del centro, como en todas las grandes ciudades europeas. Aquí hemos tenido cárceles hasta en el palacio de Santa Cruz, sede actual del Ministerio de Asuntos Exteriores. Pero sí me atrevo a decir que el destino de cualquier cárcel que esté dentro de la ciudad es la desaparición", ha concluido Gallardón.

El protocolo de intenciones firmado el 16 de junio pasado establece que los terrenos alberguen un hospital, dependencias penitenciarias, 600 viviendas, espacios verdes y equipamientos municipales públicos. A principios de 2009 debería aprobarse el Plan Parcial de Reforma Interior, para que, a finales del año que viene según el calendario previsto, se pueda autorizar el Proyecto de Urbanización y, simultáneamente, firmar el convenio de cesión de terrenos a la Comunidad de Madrid para que construya el hospital.