Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Absueltos los cuatro mandos policiales acusados por el informe del ácido bórico

La Audiencia de Madrid no aprecia delito en la manipulación de un documento que relacionaba a ETA con el 11-M

La Sección 15 de la Audiencia de Madrid ha pulverizado el último eslabón de la llamada teoría de la conspiración, la del informe del ácido bórico, que fue empleado por el PP y sus medios afines para vincular a ETA con el 11-M. El tribunal ha hecho pública su sentencia en la que absuelve del delito de falsedad a cuatro altos cargos de la policía científica, entre ellos, el jefe de la unidad, el comisario Miguel Ángel Santano.

La sentencia, ponencia de la magistrada Pilar Olivan, arremete contra el perito policial Manuel Escribano, autor del informe en el que se vinculaba a ETA con el 11-M por el hecho de que había aparecido ácido bórico en casa de un islamista detenido en Canarias en 2004 y en un piso franco de ETA en Salamanca cuatro años antes. El tribunal ve irrelevante que pueda hallarse ácido bórico en casas diferentes dado que se trata de "una sustancia de uso doméstico". Esta sustancia se utiliza como insecticida para cucarachas y como desodorante. Aunque algunos delincuentes la emplean como sustancia de corte de la cocaína.

La sentencia de la Audiencia parte de que la cúpula policial de la policía científica no alteró ni falseó el informe del ácido bórico. El perito Manuel Ramírez analizó la bolsita blanca hallada en casa del citado islamista, a petición del juez Garzón, y determinó que se trataba de ácido bórico. Eso sí, anotó varias observaciones en las que dejaba entrever que también se había hallado la misma sustancia en el citado piso franco de ETA y que era posible una conexión entre ese islamista, detenido en relación con el 11-M, y ETA.

Observaciones "acientíficas"

Los jefes policiales vieron que hacer tales observaciones "acientíficas" en un in forme podía confundir a los jueces y le ordenaron que las eliminase. Pues eran solo eso, observaciones sin ningún rigor. El perito se negó a eliminarlas, por lo que sus jefes elaboraron otro informe dejando claro que se trataba de ácido bórico pero excluyendo las citadas observaciones. Los abanderados de la teoría de la conspiración vieron en este hecho una manipulación guiada desde el Gobierno para tratar de ocultar el rastro de ETA en los atentados del los trenes de Atocha. El tribunal desbarata por completo esa observación y da la razón a los jefes policiales. Vincular el 11-M a través del hallazgo de esa sustancia doméstica "es una carencia notable de rigor científico", señala la sentencia.

Los jueces entienden que los jefes policiales habrían cometido una falsedad si, en lugar de ácido bórico, anotan que lo hallado en casa del islamista hubiese sido otra sustancia. Pero no fue así. Se falsifica un informe si se ofrece un resultado "que no es inocuo", según el tribunal.

"Nulo valor" del informe

El tribunal dedica varios apartados de la sentencia al perito Manuel Ramírez. Señala que en este caso su forma de proceder solo cabe considerarla "muy personalísima" y que las observaciones que él puso en su informe tenían "un nulo valor". De ahí que la actuación de sus jefes, cuando decidieron retirarlas, fuese coherente. Los jueces señalan, de todas formas, que el procedimiento empleado por los jefes para subsanar el informe del perito Escribano no fueron todo lo correctas e incluso, en algunos aspectos. "inveraces" pero que nada de ello alteró la esencia del informe. Es decir, era ácido bórico el contenido de la bolsita con polvo blanco hallado en casa del islamista. Por tanto, no hay falsedad ni delito.

El tribunal arremete contra el perito en el sentido de que éste sabia que esas observaciones, en un momento en que se discutía en medios de comunicación y en la calle si ETA estaba detrás del 11-M, podían generar polémica. Y máxime cuando las mismas "escapaban de la ortodoxia" y "carecían del rigor necesario". Critica, además, que el perito, si tanto empeño tenía en hacer esas observaciones, obviase, en cambio, anotar que jamás se había hallado acido bórico "formando parte de algún artefacto explosivo, ni en los pertenecientes a ETA ni a ningún otro grupo terrorista".

Datos "inanes"

Los razonamientos expuestos, según el tribunal, "obligan a dictar la absolución de los acusados". "No puede estimarse que se haya realizado una mutación de la verdad que afecte a un elemento esencial del documento oficial que integraba el informe pericial, sino a datos accesorios que resultan irrelevantes, inanes o inocuos a los fines de la función probatoria del documento", señala la Sección 15 de la Audiencia de Madrid, que preside Alberto Jorge Barreiro.

La sentencia añade: "En efecto, la omisión de las observaciones relativas al ácido bórico hallado en el interior de un piso habitado por un miembro de ETA ya se explicó que carecían de rigor y que se trata de una mera especulación sin una base científica, según se desprende del hecho de que nunca se hubiera hallado ácido bórico en los cientos de análisis sobre explosivos realizados en el laboratorio oficial, tanto con respecto a ETA como a otros grupos terroristas".

Rubalcaba: "La sentencia pone las cosas en su sitio"

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que se alegra por los cuatro integrantes de la Policía Científica, absueltos por la Audiencia de Madrid. El ministro ha subrayado que la sentencia pone "las cosas en su sitio". "Los cuatro policías eran honestos y ETA no estaba detrás del 11-M. Eso es una patraña de la cual este asunto del ácido bórico formaba parte", ha señalado.En esa misma línea, el dirigente socialista Antonio Hernando ha emplazado al líder del PP, Mariano Rajoy, a pedir perdón por alimentar la fracasada "teoría de la conspiración" y dar credibilidad al "montaje" sobre el denominado caso del ácido bórico, tras la absolución de los cuatro mandos policiales juzgados por este asunto.La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Saénz de Santamaría, se ha limitado a manifestar su respeto por la decisión judicial y ha añadido que su partido seguirá "atento" y, si le interesa, preguntará al Gobierno sobre asuntos del 11-M aún no cerrados judicialmente. "Respetamos las resoluciones judiciales y los procedimientos judiciales, como no puede ser de otra manera en un Estado de Derecho", ha afirmado la portavoz de los populares.

Más información