Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El riesgo de morir conduciendo una moto es 17 veces mayor que con un coche

La siniestralidad en los motoristas ha aumentado un 83% en España entre los años 2003 y 2007

El riesgo de morir en España en un accidente de tráfico mientras se conduce una motocicleta es 17 veces mayor que al volante de un turismo, según ha advertido el director general del Instituto de Seguridad Vial de la Fundación Mapfre, Julio Laria. Arropado por los campeones del mundo de motociclismo Ángel Nieto y Jorge Martínez Aspar, Laria ha presentado un estudio que la compañía aseguradora ha elaborado sobre la siniestralidad en los motoristas, que en España ha aumentado un 83% entre los años 2003 y 2007 y un 30% entre 2006 y 2007.

En el acto también estaba presente Xavier Almirall, responsable de la Oficina del Plan Catalán de Seguridad Viaria, dependiente del Servicio Catalán del Tráfico, que ha desvelado que en 2007 la mortalidad de motoristas en Cataluña, tanto en vías urbanas como interurbanas, creció casi un 24%, al pasar de 96 fallecidos en 2006 a 119 en 2007. En concreto, según los datos aportados por Almirall, en las vías interurbanas la mortalidad pasó de 51 casos a 70, mientras que en las urbanas de 45 a 49.

Motocicletas y ciclomotores

El informe de Mapfre, relativo a los datos de 2006, tiene en cuenta únicamente a los 32.414 conductores de motocicleta y 37.509 de ciclomotor que tienen contratada una póliza con esta compañía en Cataluña. Según los datos del estudio, a menor edad y experiencia del piloto y a mayor potencia de la moto se dispara la posibilidad de sufrir un accidente.

En concreto, el informe constata que la probabilidad de tener un accidente de motocicleta en el primer año de carné supera el doble a la del segundo año, mientras que la menor siniestralidad se da a partir de los diez años de antigüedad del permiso, cuando los pilotos gozan ya de mayor experiencia. Por edades, la mayor probabilidad de tener un accidente se da en conductores de menos de 20 años, de forma que la siniestralidad es más alta en conductores de hasta 25 años.

Repunte entre los pilotos de entre 36 y 50 años

No obstante, en los últimos años se ha experimentado un repunte en la mortalidad de pilotos de ciclomotores de entre 36 y 50 años, lo que podría ser debido al hecho de que, hartos de los atascos con el coche, muchos conductores urbanos optan por volver a conducir un ciclomotor años después de haberlo abandonado en su juventud.