Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Las teorías conspirativas de la historia se ponen al día

'El montaje de la llegada a la Luna' 'Una raza de lagartos alien domina el mundo' o 'El Gobierno estadounidense detrás del 11-S' están entre las diez mejores, según la revista 'Wired'

Los atentados del 11-M han desatado las más pintorescas teorías conspirativas que decían basarse en todo tipo de pruebas (mochilas, furgonetas, cintas de cassette?) y complicadas tramas de confidentes y servicios secretos para justificar su veracidad. El juicio y la sentencia han demostrado que se trataba de meras especulaciones que respondían a intereses políticos o mediáticos.

Pero lo sucedido con el 11-M no es nuevo. Las teorías conspirativas para explicar los acontecimientos históricos más relevantes siempre han gozado del favor popular. Incluso grandes hombres de ciencia las han suscrito. Valga el ejemplo de Isaac Newton. El genio que había formulado las tres leyes del movimiento y la ley de la gravedad creía a pies juntillas que el fin del mundo tendría lugar 1.260 años después de la fundación del Sacro Imperio Romano, en el año 2.060 D.C., basándose en la Biblia, según se acaba de descubrir en una carta manuscrita

Como la historia misma, las teorías conspirativas que tratan de explicarla también se reciclan. La revista estadounidense Wired, la publicación sobre tecnología más prestigiosa, ha intentado actualizar en su último número las mejores conspiraciones de la historia para solaz de blog y foros de internautas que, como Microsiervos, han hecho correr la lista como la pólvora.

Y hay alguna sorpresa. En la clasificación de las diez mayores confabulaciones sigue la hegemonía absoluta de que el hombre jamás aterrizó en la Luna y que todo fue un montaje de la agencia espacial estadounidense NASA. Pero aparecen otras más actuales como que la Iglesia de la Cienciología domina Hollywood o que el Gobierno estadounidense estaba detrás de los atentados del 11-S.

Bulos más actuales como el asesinato de la princesa Diana desplazan a otros clásicos como que la CIA ordenó el asesinato de John F. Kennedy o que Elvis Presley está vivo. En esta última cree el 4% de la gente, exactamente la misma que apoyaba la guerra de Irak en España, como le ilustró el ex primer ministro británico Tony Blair a José María Aznar para tratar de explicarle que iba a tener problemas de opinión pública si participaba en el conflicto.

La más divertida es que una raza de lagartos alienígenas ?entre los que se encuentran George W. Bush o la familia real británica- domina el mundo. Lamentablemente, el antisemitismo sigue estando detrás de algunas de las más celebres, como que los judíos dominan las finanzas mundiales o que planearon los atentados de 11-S.

Éstas son las diez mejores conspiraciones según Wired:

1.- La llegada a la Luna es un montaje televisivo de la NASA. Las versiones son casi infinitas. Como que el escritor de ciencia ficción Arthur C. Clarke fue el guionista de la historia o que el director de cine Stanley Kubrick dirigió la película del alunizaje, rodada en unos estudios londinenses. Genial el falso documental francés Operación Luna, que contó con la complicidad de políticos como Vernon Walters, Henry Kissinger, Alexander Haig, y la propia viuda de Kubrick. Pero algo se ha mejorado. En 1970, una tercera parte de los encuestados creía en esta teoría. Hoy sólo el 6%.

2.- El Gobierno de los Estados Unidos estaba detrás de 11-S. El documental Loose Change, creado por tres chavales de entre 22 y 26 años y superventas en YouTube, se ha convertido en la máxima expresión de esta conspiración orquestada por las autoridades estadounidenses, que ordenaron dinamitar con explosivos las Torres Gemelas. Tampoco ningún avión se estrelló contra el edificio del Pentágono. Fueron misiles amigos

3.- La Princesa Diana fue asesinada. También tiene variantes. La más popular es que los servicios secretos británicos (M16) planearon el asesinato para impedir una crisis en la monarquía, ya que Diana planeaba casarse con Dodi Alfayed, el hijo del magnate egipcio propietario de los almacenes Harrod?s. Precisamente en la web de Alfayed hay un capítulo entero (in memory) alentando esta teoría

4.- Los judíos controlan Wall Street y Hollywood. El mundo en las avaras manos de los judíos, un apestoso clásico desde la Edad Media, justificación de las atrocidades nazis y con actualizaciones permanentes. La última, que planearon el ataque a las Torres Gemelas como prueba el hecho de que ningún judío muriera en el desastre.

5.-La Cienciología domina Hollywood. La lista de celebridades que han abrazado esta religión, con el actor Tom Cruise a la cabeza, ha puesto de moda el bulo.

6.- Paul McCartney está muerto. El cantante de los Beatles murió en 1969 y fue reemplazado por un doble. Bueno, si es cierto, se ha tenido que enfrentar a un costoso divorcio.

7.- El SIDA fue creado por el hombre. El virus se fabricó en unos laboratorios dentro de un plan genocida para exterminar a la población homosexual. El Ejército norteamericano, la CIA o científicos rusos ordenaron su fabricación.

8.- El pollo frito causa esterilidad a la población negra. Una de las teorías racistas del Ku Kux Klan que se hizo más popular.

9.- Una raza de lagartos alienígenas domina la Tierra. Hasta Iker Jiménez tendría reparo en dar pábulo a esta leyenda urbana en sus programas. La popular serie de televisión V de los años ochenta creo una legión de creyentes. La Familia Real británica o George W. Bush están entre ellos, aunque resulta difícil creer que el presidente estadounidense pueda deglutir ratas enteras cuando estuvo a punto de morir atragantado con una galletilla mientras veía la televisión.

10. Los iluminatis dominan el mundo. La secta ocultista fundada por el jesuita judío alemán Adam Weishaupt en el siglo XVIII planeó acabar con todas las religiones y todos los gobiernos. Poco a poco, los iluminati se han infiltrado en todos los ámbitos de poder, en gobiernos, en las logias masónicas, y han sido protagonistas de los grandes hechos históricos, como la independencia de los Estados Unidos o la creación del comunismo.