Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alejandro Sanz, vetado en Venezuela

Las autoridades venezolanas han prohibido que el cantante español ofrezca un concierto en un recinto controlado por el Estado debido a unas declaraciones en las que afirmó que no le gustaba Chávez

Alejandro Sanz no podrá actuar el 1 de noviembre en Caracas en el recinto previsto, el Poliedro, debido a la oposición del gobierno de Chávez. Las autoridades han señalado que no cederían dicho recinto al cantante español porque hace tres años afirmó que no le gustaba el presidente de Venezuela, Hugo Chávez.

La promotora del concierto, Evenpro, ha indicado que están buscando otro lugar para el espectáculo, para el que se han agotado todas las entradas.

Fuentes de Evenpro han señalado que el concierto sigue programado para la fecha prevista y que se intenta encontrar una localización adecuada para las 8.000 personas que han comprado su entrada.

Las entradas para la presentación en el Poliedro de Caracas del último disco de Alejandro Sanz, El tren de los momentos, fueron puestas a la venta el pasado agosto, un mes antes de que la gran sala de eventos de la capital venezolana pasara a control del Estado.

La semana pasada, el ministerio venezolano de Educación Superior, del que depende el recinto desde principios de septiembre, publicó un comunicado en el que se ratificaban diversos espectáculos previstos en el Poliedro pero se suspendían dos, uno de ellos el concierto del cantante español.

En la nota se alegaban motivos de seguridad, pero medios informativos relacionaron el hecho con unas declaraciones de Alejandro Sanz que, en su última visita a Venezuela, en 2004, afirmó que le desagradaba el presidente Hugo Chávez.

En aquella ocasión, preguntado acerca de Chávez, Sanz dijo: "no me gusta", como "tampoco me gustan los (gobernantes) de otros sitios, y el mío tampoco me parece que lo haya hecho muy bien".

"Yo no vengo a hacer revolución, vine a cantar. Pero si pudiera escribir una canción al país, se llamaría tres millones de firmas", manifestó en referencia al número requerido para la celebración de un referendo revocatorio contra el presidente venezolano.

En medio de la polémica, el ministro de Educación Superior, Luis Acuña, afirmó en una entrevista a la caraqueña emisora Unión Radio que no cederá el Poliedro al cantante español y recordó que hace tres años éste "despotricó" contra el presidente Chávez.

Acuña confirmó, no obstante, que sí se permitirá la celebración en el Poliedro del espectáculo Dos pájaros de un tiro, que presentarán el 9 de noviembre los cantantes españoles Joan Manuel Serrat y Joaquín Sabina.

El Poliedro de Caracas, gran recinto circular cubierto por una enorme cúpula, es la sala de espectáculos y conciertos más grande de la capital venezolana con un aforo de 13.000 localidades.