Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Prisión preventiva en Portugal para El Solitario

Jaime Giménez Abre ha declarado hoy ante el juez de Coimbra.- La Policía halla un fusil cetme y documentación en su casa

"Hola a todos, soy El Solitario". Son las primeras palabras que se le han oído a Jaime Giménez Arbe, El Solitario. El delincuente se ha dirigido a los periodistas y curiosos que estaban esperándole a la salida de los juzgados de la localidad portuguesa de Figueira da Foz con estas palabras de forma desafiante. El juzgado portugués ha dictado esta tarde prisión preventiva contra Giménez Arbe, después de que el atracador español compareciera durante más de cinco horas.

Sobre El Solitario pesan varias imputaciones en Portugal. Además, España solicita la extradición inmediata de Giménez Arbe, al que acusa de 36 atracos y del asesinato de tres miembros de las fuerzas del orden. El acusado hizo amago de disparar al ser arrestado, ha informado el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida. El Solitario ha abandonado el juzgado, custodiado por la Policía, en medio de un tumulto de cámaras y curiosos similar al que se produjo a su llegada, aunque esta vez el delincuente no ha escondido la cara y ha mirado de frente a las decenas de personas que se agolpaban ante las puertas el tribunal.

Giménez Arbe fue conducido al juzgado a primera hora de la tarde por la Policía, sujetado por el cuello y en medio de un pequeño tumulto de curiosos, fotógrafos y efectivos de seguridad. Vestido con un chándal azul con rayas, llegó en el interior de un coche policial escoltado por otros tres vehículos y, aunque intentó esconder la cabeza mientras recorría los escasos metros que le separaban del tribunal, las cámaras de la televisión local le filmaron.

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad han encontrado un fusil cetme y "abundante" documentación con apuntes sobre atracos en los registros realizados a lo largo de esta noche en el domicilio de El Solitario y en una nave en la localidad madrileña de Pinto, al parecer de su propiedad, según ha informado Mesquida. En declaraciones a la Cadena Ser y a RNE, Mesquida ha informado de que la justicia española ya ha iniciado los trámites para proceder a la extradición de este presunto criminal a través de las euro-órdenes.

"Nos interesa que cuanto antes sea extraditado para que sea juzgado por los crímenes tremendos que tiene a sus espaldas", ha destacado el responsable del mando único. Mesquida se ha felicitado de su detención y resaltó que se trata, "sin duda, del mejor homenaje que la Policía y Guardia Civil podían ofrecer a la memoria de los dos guardias civiles asesinados en Navarra y a sus familias".

El director general ha explicado que la primera pista fiable sobre El Solitario se logró tras el último atraco que perpetró, en Toro (Zamora), en el mes de mayo. Tras el robo, las autoridades policiales tomaron la decisión de "insistir en la colaboración ciudadana" y a partir de ahí, se recibieron informaciones, muchas de ellas coincidentes. Según Mesquida, desde el mes de junio las fuerzas y cuerpos de seguridad "estaban convencidos" de que se encontraban ante El Atracador Solitario. A partir de estas informaciones, este delincuente fue localizado en Madrid y se inició toda la investigación.

Un 'ejército' de policías tras él

"Había un auténtico ejército de policías y guardias civiles coordinados para seguir la pista de esta persona", ha destacado el director general agradeciendo también la colaboración de la Policía Judicial y la portuguesa. "Ayer estábamos el ministro del Interior y yo mismo en Lisboa. La cara de felicidad del jefe del operativo portugués era muy significativa", ha señalado.

Armado hasta los dientes con un subfusil, una pistola y un pequeño arsenal de municiones y protegido con chaleco antibalas, Jaime Giménez Arbe, de 51 años, 1,75 metros de estatura y un carácter extremadamente violento, fue detenido cuando se disponía a atracar un banco portugués en Figueira da Foz. Alertada de la presencia del delincuente, cuyos movimientos seguía la Policía española desde hace semanas, dos docenas de efectivos portugueses y algunos agentes españoles cercaron a El Solitario, que intentó oponer resistencia, pero no tuvo tiempo de disparar sus armas, según fuentes policiales.

Fuentes policiales han señalado que los delitos cometidos por El Solitario en Portugal, castigados con unos 28 años de prisión, exigen que sea juzgado en este país, aunque España manifestó ayer que pedirá la extradición de inmediato y no está claro si la normativa europea y los acuerdos bilaterales afectarían ese proceso.

Abiertos hasta ocho procedimientos judiciales en Madrid

El Solitario tiene abiertos en los juzgados de Majadahonda (Madrid) un total de ocho procedimientos judiciales, que están en diferentes fases de instrucción, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). El delincuente más buscado de España ya tuvo que enfrentarse anteriormente a varios juicios de faltas en los citados juzgados de Majadahonda, a los que corresponde la localidad madrileña de Las Rozas, en la que el atracador tenía su domicilio.

En concreto, fue juzgado por un delito de amenazas y otro de lesiones, que concluyeron con sentencias absolutorias. En otra ocasión también fue absuelto de un delito de daños por el que había sido denunciado. Sin embargo, El Solitario fue condenado por un falta de lesiones, en un proceso en el que se le impuso una sanción de dos meses de multa y, posteriormente, la Justicia le condenó a otros diez meses de multa por un delito de daños, cometido al arremeter con su coche contra otro que se encontraba aparcado.

Más información