Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su esposa con un cuchillo y se suicida en Segovia

El sujeto se ha ahorcado en una nave industrial de la localidad de Torreiglesias

Dos muertes en la localidad segoviana de Torreiglesias en un aparente nuevo caso de violencia doméstica. En la citada localidad, un hombre se ha suicidado en una nave agrícola después de matar a puñaladas a su mujer en el domicilio conyugal, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno. Los vecinos se han mostrado sorprendidos por un suceso que califican de inesperado, ya que no existe constancia de denuncias previas por parte de una pareja muy conocida en la zona.

El suceso ha conmocionado al término municipal de Torreiglesias, que cuenta con apenas 400 habitantes y está situado a unos 40 kilómetos de la capital de la provincia. La pequeña comarca segoviana ha vivido la conmoción de un suceso saldado con la muerte de una pareja, víctima y agresor presuntamente, en la vivienda familiar. El domicilio se encuentra ubicado en la calle La Fragua, en el centro del pueblo.

Los hechos se han producido alrededor de las 12.45 horas de hoy, cuando B.R.B., de 52 años de edad, apuñaló a su mujer, con la que compartía dos hijas de unos 20 años. La víctima, M.D.R. de 46 años, no ha sobrevivido a las heridas de arma blanca provocadas por su marido. Una de las hijas de la pareja ha encontrado el cadáver de la fallecida, sin que se pudiese hacer nada por salvarle la vida.

El supuesto agresor se ha trasladado, una vez cometido el crimen del que figura como sospechoso, a una nave agrícola de su propiedad, situada a las afueras del municipio. Allí ha utilizado una horca para quitarse la vida.

Los primeros datos no contemplan la existencia de denuncias previas por parte de ninguno de los miembros de la pareja. El suceso mantiene sobrecogido al pueblo, al tratarse de dos personas muy conocidas en la localidad, especialmente la mujer, natural del lugar. El marido, en cambio, procedía del pueblo segoviano de Cantinpalos.

Residentes en el municipio no habían detectado "ninguna indicación al respecto" que hiciese sospechar el trágico desenlace, según confirmó un ciudadano en declaraciones a RNE. "No hay, que sepamos, ni denuncia ni ninguna cosa que nos pudiera llamar la atención", ha proseguido. Las investigaciones se encuentran abiertas para tratar de esclarecer el suceso que, de confirmarse los primeros indicios, añadiría un triste número más en la negra lista de la violencia machista en lo que va de año.