Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar: "¿Dónde va una Europa que no quiere tener hijos y no defiende sus valores?"

El ex presidente del Gobierno aboga por poner "límites geográficos" a la UE porque el proyecto comunitario "no puede consistir en la expansión perpetua"

El ex presidente del Gobierno José María Aznar ha achacado hoy, tras ser investido doctor honoris causa en la Universidad Sacro Cuore de Milán, el descenso de la natalidad en la Unión Europea a la pérdida de valores y al relativismo moral que ha llevado a "redefinir instituciones básicas como la familia o el matrimonio". A este respecto, Aznar se ha preguntado "dónde va" una Europa "que no quiere tener hijos y no defiende sus valores".

Aznar ha defendido estas tesis durante la lectura de una lección magistral titulada Una propuesta de futuro para Europa en la Universidad católica del Sacro Cuore de Milán, donde ha sido investido doctor honoris causa junto al primer ministro de Italia, Romano Prodi.

El presidente de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) ha afirmado que el relativismo moral ha reducido el número de nacimientos porque los europeos no creen "en casi nada" y han convertido la "satisfacción inmediata" y el vivir "sin complicaciones" en el eje central de su existencia. Aznar se ha preguntado "dónde va" una Europa que "no crece económicamente, que no quiere tener hijos y que no está dispuesta a defender sus valores", a la vez que ha criticado a quienes "parecen satisfechos con la perspectiva de una Europa envejecida y minoritaria".

El relativismo moral, ha aseverado, ha llevado a "redefinir instituciones básicas en la cultura europea como la familia o el matrimonio", pese a que eso significa debilitar "el nervio moral de nuestra sociedad y el mejor canal para la transmisión de los valores que han sustentado la civilización". "De acuerdo con nuestra tradición occidental, matrimonio es la unión de un hombre y una mujer. Otras realidades, como las uniones entre personas del mismo sexo o las llamadas 'modalidades alternativas de familia', pueden ser muy respetables, pero no deben ser equiparadas ni al matrimonio ni a la familia", ha dicho.

Aznar ha sostenido que el "miedo" que Europa tiene actualmente a defender los valores occidentales "nace de una falta confianza en sí misma" y de la "semilla de la desconfianza" que durante las últimas décadas se ha sembrado en el continente. Por eso, ha arremetido contra los que promueven el "apaciguamiento con quienes quieren destruirnos" por tratarse de un "error fatal" que conduce al "nihilismo" y a ser condescendientes "con terroristas o con dictadores execrables".

Límites a la expansión de Europa

Además, el ex presidente del Gobierno ha marcado como reto de futuro el de marcar un "límite geográfico" para la Unión Europea, al entender que el proyecto comunitario "no puede consistir en la expansión perpetua" si se pretende que siga siendo "viable" y "gobernable".

Para Aznar, otro reto de Europa es mantener una "economía abierta" que huya del intervencionismo y el proteccionismo a cualquier escala para apostar por un modelo de "apertura y liberalización" que ayude a crecer y crear más empleo. Otro gran desafío europeo para el presidente de la Fundación FAES es llegar a tener una inmigración integradora en la que las personas que acudan al viejo continente compartan sus "valores y principios, de raigambre judeocristiana, pero abiertos a todos".

"Renovar" el eje atlántico

Como último reto, Aznar ha reivindicado la "proyección atlántica" porque "sería un empeño suicida" avanzar en el desarrollo de la UE durante el nuevo milenio sin "renovar" ese "lazo", después de que Estados Unidos "preservara la libertad en Europa en el siglo XX".

No es la primera vez que el ex presidente del Gobierno es galardonado por instituciones académicas. El pasado 2 de octubre, la Universidad peruana de Ciencias Aplicadas le otorgó el honoris causa por sus ocho años de gobierno en España y los logros económicos registrados entre 1996 y 2004; el 5 de octubre, la Universidad de Santiago de Chile le distinguió por su apuesta decidida por el desarrollo de Latinoamérica. Asimismo, el pasado 11 de noviembre, Aznar recibió en la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala la más alta condecoración por su trayectoria política, la defensa de los valores liberales y el programa de reformas económicas y liberales realizadas en España entre 1996 y 2004.