Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Garzón implica al alcalde de Santa Cruz de Tenerife en una trama de cobro de comisiones ilegales

El juez encuentra indicios de un delito de cohecho relacionado con el caso de la estafa filatélica

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que investiga la presunta estafa a miles de clientes de la empresa Fórum Filatélico, ha encontrado indicios de la comisión de un presunto delito de cohecho por parte de varias autoridades tinerfeñas, entre las que figura el alcalde de Santa Cruz de Tenerife, Miguel Zerolo, de Coalición Canaria. El magistrado les implica en el supuesto cobro de comisiones relacionadas con operaciones urbanísticas a desarrollar por una filial de la filatélica intervenida. Zerolo ha declarado que "jamás" ha recibido beneficio o prebenda alguna en sus casi 30 años de actividad política.

El alcalde de Santa Cruz de Tenerife ha opinado que alguna empresa ha podido utilizar falsamente su nombre y figura política, y ha afirmado que durante los últimos meses ha soportado "operaciones de acoso y derribo".

En un auto dictado hoy, Garzón se inhibe de investigar los hechos a favor del decano de los Juzgados de Instrucción de Santa Cruz de Tenerife. La resolución se adopta a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, que encontró pistas de una supuesta trama de corrupción urbanística entre los documentos intervenidos el pasado mes de mayo en la sede central de Fórum en Madrid, referidos a la filial Grupo Unido de Proyectos y Operaciones S.A. En concreto, Garzón remite el informe de la Fiscalía junto con los documentos intervenidos a la justicia tinerfeña para investigar el posible delito de cohecho "o cualquiera otra infracción penal que se derive del testimonio que se adjunta". Las operaciones a investigar estarían relacionadas con la construcción de un puerto deportivo en Santa Cruz y con el desarrollo de dos parcelas en el Valle de Tahodio.

Implicados

Además del alcalde de Santa Cruz, Garzón pide que se investigue al presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Suárez Trenor, a la asesora urbanística Herminia Gil y al presidente de la Asociación de Vecinos de San Andrés y Anaga como "presuntamente solicitantes o aceptantes de cantidades dinerarias, siempre según la literalidad de documentos obrantes en autos".

Entre las personas que pudieran estar comprometidas con dichos pagos, "bien como presuntos oferentes de las cantidades, bien como presuntos destinatarios de las solicitudes hechas por las autoridades públicas," están el ex presidente de Fórum, Francisco Briones (en libertad bajo fianza desde el pasado mes de agosto), el ex director general de la filatélica Juan Ramón González Merino y el asesor jurídico de la entidad Juan Ramón González. El magistrado también implica al arquitecto Julio Aumente, a los abogados de los bufetes Prius (Antonio Martín-Lomeña y Juan José Domíngez Baro) y Cuadra Asociados (Carlos Gómez Castillo y Domingo Cuadra Morales), y a otras dos personas de las que no se especifica el cargo.

Construcción de un puerto deportivo

Según el juez, de la documentación incautada el pasado 9 de mayo en la sede de Fórum de la calle José Abascal de Madrid se deduce que esta entidad, a través de su filial Grupo Unido de Proyectos y Operaciones S.A., a su vez propietaria de Parque Marítimo Anaga S.A, ha venido desarrollando, al menos desde el año 2004, determinadas operaciones inmobiliarias relacionadas, por una parte, con la gestión de una concesión administrativa para la construcción de un puerto deportivo en Santa Cruz de Tenerife y, por otra, con dos parcelas de terreno situado en el municipio de Valle de Tahodio.

De forma indiciaria, según el juez, se deduce que en el curso de esas operaciones "habrían podido ser solicitadas ciertas cantidades de dinero por parte de diversas autoridades locales a las personas comprometidas en la gestión de los activos anteriormente referidos, sin que hasta el momento exista constancia de si las cantidades han sido pagadas y recibidas", señala el juez.