Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PROCESO PARA EL FIN DEL TERRORISMO

La AVT pide al Gobierno que abandone "este proceso de rendición" y diga qué compromisos tiene con ETA

La Comunidad de Madrid cifra en 1.300.000 los asistentes a la marcha de la AVT en Madrid y la Delegación del gobierno sitúa el número en 129.715

Por quinta vez desde que gobierna el PSOE y tercera desde el alto el fuego permamente decretado por ETA en marzo, la AVT ha vuelto a tomar las calles para protestar contra la política antiterrorista del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y lo que consideran la "rendición" del ejecutivo ante las demandas de los terroristas. El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, ha afirmado hoy que "ya es hora" de que el Gobierno "deje de dar cabida a este proceso de rendición", y le ha exigido que diga la verdad sobre lo que se oculta tras los atentados del 11-M y sobre los compromisos que ha adquirido con la banda terrorista ETA. De lo contrario, ha advertido, "la rebelión pacífica irá en aumento, porque es imparable y los españoles están dispuestos a asumir ese reto".

A las 17.00 horas y con gritos de "Zapatero dimisión" la marcha ha comenzado en la calle Velázquez de Madrid y ha recorrido dos kilómetros. Según la Comunidad de Madrid, 1.300.000 personas han acudido a la marcha. La Delegación del gobierno en Madrid, según el acta policial, ha estimado que la asistencia ha sido de 129.715 personas. La AVT ha considerado que la manifestación ha sido la más multitudinaria de cuantas ha convocado desde que ETA anunciara el alto el fuego permanente, pero ha eludido dar cifras de asistencia.

"Zapatero dimisión" y "Zapatero embustero" han sido algunos de los gritos que se han lanzado a lo largo de la concentración que ha encabezado el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, quien ha portado la pancarta de las víctimas con el lema Rendición en mi nombre, no. A su llegada a la manifestación, Alcaraz ha sido recibido entre grandes muestras de cariño de los allí congregados, que han dado paso posteriormente al comienzo de la marcha, que ha culminado en la misma calle Velázquez esquina López de Hoyos, donde el presidente de la AVT ha dado lectura al discurso principal.

Durante el discurso, plagado de declaraciones de políticos socialistas como Juan Alberto Belloch, Jesús Caldera, Alfredo Pérez Rubalcaba o el propio presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Alcaraz ha denunciado que la manifestación de hoy "no es una más", sino que se trata de la más multitudinaria en un momento en el que "la joven democracia" española pase por una de sus fases "más críticas".

Asimismo, criticó que desde el Ejecutivo se esté defendiendo como "hombres de paz terroristas como Arnaldo Otegi e Iñaki de Juana Chaos"", mientras que "emprenden una campaña de insultos y desprecio a las víctimas del terrorismo".

Tras las víctimas se encontraban diversos dirigentes populares, entre ellos, el presidente del PP, Mariano Rajoy, su secretario general, Ángel Acebes, sus portavoces en el Congreso y en el Senado, Eduardo Zaplana y Pío García Escudero, la presidenta del partido en el País Vasco, María San Gil, así como la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, o el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, entre otros. Todo ellos han llevado otra pancarta, cuyo lema ha sido Comprometidos con las víctimas.

Mariano Rajoy ha dicho que la manifestación organizada por la AVT es "un grito para que el Gobierno no ceda al chantaje y a la presión de una organización terrorista" y considera que los obispos que han pedido "indulgencia" para los terroristas que renuncien a la violencia no quieren más que lo que quiere todo el mundo. Rajoy ha insistido en que volverá a pedir al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la próxima sesión de control al Ejecutivo "cuál es su opinión sobre esta gente", en referencia a los miles de manifestantes.

El secretario general de los populares, Ángel Acebes, ha afirmado media hora después del comienzo de la manifestación que "la tregua" de ETA es "un intento para rearmarse" y apeló a la "unidad" para luchar contra el terrorismo. Respecto a las declaraciones del secretario de Organización del PSOE, José Blanco, para quien los que se manifiestan en Madrid son los que "aplaudían cuando (José María) Aznar y su Gobierno negociaban con ETA y con Batasuna", Acebes ha dicho que el dirigente socialista "lo peor que puede hacer es insultar a la gente".

La marcha ha transcurrido sin que se haya producido ningún incidente a lo largo de todo el recorrido, según han corroborado los técnicos de la Dirección General de Seguridad de la Comunidad, que tenían activados todos los medios necesarios para hacer frente a cualquier situación de emergencia que pudiera producirse.

El Gobierno por su parte ha reiterado su "pleno apoyo y respeto" a las víctimas del terrorismo, tras la manifestación. El secretario de Estado de Comunicación, Fernando Moraleda, ha reaccionado así, en declaraciones a EFE TV, a las críticas del líder del PP. Moraleda respondió ha recalcado que "no han estado todas las víctimas, pero sí todo el PP", en alusión al carácter partidista que, a su juicio, ha tenido la movilización.